fbpx

48 gramos de placer

Octo Finissimo se ha convertido en una de las piezas más relevantes de la relojería contemporánea. Y su trayectoria jalonada con récords mundiales así lo certifican. Un clásico moderno que ha situado a Bvlgari en el catálogo de referencias relojeras de primera línea. Octo Finissimo Tourbillon Automático Carbono es la nueva interpretación que se suma al catálogo este año tras el cronógrafo.

Combinar el diseño italiano con la excepcional ingeniería suiza conlleva la creación de obras maestras que se convierten en leyendas eternas”, señala Jean-Christophe Babin, CEO de Bvlgari. Con el ligero y resistente material, Octo Finissimo Tourbillon Automático Carbono puede presumir de un peso de 48 gramos en la muñeca. El magisterio refinado de las complicaciones que permite a la casa romana lanzarlo al mercado como el reloj automático de carbono más delgado del mundo.

Una estética sofisticada con el nuevo “look & feel” en color negro con la particularidad de las motas que aporta el material. Presenta el calibre BVL 288 con tourbillon volante ultrafino que emplea el sistema de rodamientos sobre esferas con apenas 1,95 mm de grosor.

Bvlgari introdujo en 2014 el tourbillon más plano en su modelo Octo Finissimo Tourbillon. Y en 2017, ganó el Grand Prix d´Horlogerie de Genève en la categoría Tourbillon con la versión Octo Finissimo Tourbillon Skeleton con una pieza en caja de platino de 40 mm y movimiento manual.

El nuevo Octo Finissimo Tourbillon Automático Carbono cuenta con caja de 42 mm ultrafina en carbono CTP. Presenta esfera esqueletada con acabado en negro cubierta trasera transparente. Un grosor total de 5.38 mm. Se trata de una edición limitada de 50 piezas. Una vez más el diseño funcional italiano como paradigma estético contemporáneo de belleza mecánica.

No Comments Yet

Comments are closed