Aquanaut de Patek Philippe, el veinteañero sport-tech

Convertida en una encarnación contemporánea y terrestre del legendario bergantín Beagle, Patek Philippe explora las Galápagos del Research & Development para impulsar la evolución de la mecánica con el concepto Advanced Research, que no es ajeno al principio darwiniano de la supervivencia del más apto con sus mejoras trascendentes para el funcionamiento de sus guardatiempos.

Mientras que las cuatro innovaciones previas de este esfuerzo aparecieron en relojes clásicos de las líneas Complicaciones y Grandes Complicaciones de la manufactura (tres calendarios anuales y un calendario perpetuo), la más reciente se materializó de forma sorpresiva en una novedad Aquanaut de 2017. En una decisión que irradia simbolismos, la firma conmemora el 20 aniversario de este modelo con el Aquanaut Travel Time Ref. 5650G Patek Philippe Advanced Research, una pieza cuyo impacto y relevancia superan los replanteamientos estéticos comunes en este tipo de celebraciones.

El Aquanaut Travel Time Ref. 5650G Patek Philippe Advanced Research presume su maestría técnica desde la carátula. 

Hay que retroceder dos décadas para entender el origen del Aquanaut y darle su justo valor a este lanzamiento. La colección surgió como un homenaje y una alternativa más accesible del Nautilus, el emblema sport-elegant que Patek introdujo en 1976 con la caja de acero inspirada en el ojo de buey de un yate con sus bisagras de sellado y que fue trazado por la mano prodigiosa de Gérald Genta. El primer deportivo en los 137 años de historia de la marca nacía con un refinamiento apropiado para la Gran Dama, que se evidenciaba en la intrincada arquitectura de la caja y el brazalete integrado, y en detalles como el degradado de los eslabones, el contraste entre los pulidos y los satinados, y la esfera en relieve.

Con su tamaño de 42 milímetros, su precio elevado y su fondo cerrado que no permitía apreciar el mecanismo, el Nautilus “Jumbo”, como se llamó a esa primera referencia por su dimensión enorme para la época, tardó en abrirse camino en el gusto del público. Que esto ocurra no es inusual en el caso de los relojes o de muchos otros productos que alteran el status quo. Lo importante es en qué condición sobreviven a esa respuesta inicial y, como se sabe, el Nautilus superó los obstáculos para convertirse en el ícono que es hoy.

En 1997 la casa aprovechó esa estela de éxito para dar a conocer otro modelo sport-chic de acero dirigido a una clientela masculina joven. La forma del Aquanuat abrevó del Nautilus, pero desde el principio se le dotó de un carácter propio. Dos de los cambios fundamentales no solo sirvieron para diferenciar sus personalidades, sino para facilitar los procesos de fabricación y disminuir los costos.

En el caso de la caja, para el Aquanaut se optó por una construcción clásica de tres piezas (fondo, carrura y bisel), en lugar de la más compleja de dos piezas con forma de ojo de buey del Nautilus. Esto permitió suprimir las bisagras de la izquierda y la derecha, sin alterar el diseño de la abertura de esfera y la estanqueidad de 120 metros. Asimismo, el brazalete integrado de acero del Nautilus, con un largo proceso de elaboración y de acabados, fue reemplazado por una correa “tropical” de composite menos compleja de realizar, con gran resistencia y más en sintonía con la aún incipiente tendencia del uso de materiales tecnológicos ajenos a la tradición relojera.

Otra novedad del 20 aniversario del Aquanaut es la Ref. 5168G, la primera declinación masculina en oro blanco y con el tamaño más grande hasta la fecha (42 mm).

Esta vez no hubo suspenso y el nuevo guardatiempo escaló con rapidez las listas de popularidad de los modelos más vendidos de Patek. Las declinaciones en tamaños mayores y menores empezaron a aparecer en 1998 con la primera versión con caja de oro amarillo y correa de composite (Ref. 5066 J-001), y con el debut de un brazalete de acero (Ref. 5065/1A-010). En 1999 la Ref. 5065/1J-001 se vistió totalmente de oro amarillo y en 2004 vieron la luz los Aquanaut Luce para dama con bisel de acero engastado con diamantes y esferas y correas de otros colores, que más tarde dieron cabida a piezas de alta joyería en oro decoradas con oficios artesanales.

Para su décimo aniversario el Aquanaut estrenó el diámetro de 40.8 milímetros (Ref. 5167 A-001), el más voluminoso hasta ese entonces, y se modernizaron detalles como el relieve de la esfera y la correa; además, el índice de las 12 horas pasó de doble a sencillo y con el resto se hizo ligeramente más pequeño. En 2008 llegó otro modelo con brazalete de acero (Ref. 5167/1A) y un año más tarde la Ref. 5167 R-001 de oro rosa con la carátula con un tenue dégradé del negro al marrón oscuro y correa en la misma tonalidad. En 2011 se presentó el primer y único Aquanaut complicado, con la función Travel Time de doble huso horario e indicación día/noche. A la Ref. 5164 A-001 en acero le siguió en 2016 la Ref. 5164 R-001 en oro rosa.

Nada en esta trayectoria sólida pero sin mayores sobresaltos hacía imaginar el enfoque que Patek Philippe tenía planeado para el Aquanaut en 2017. En tiempos de nerviosismo económico para una industria que se ha refugiado en la nostalgia como herramienta terapéutica con la obvia merma en la innovación, la firma de mayor prestigio del Swiss Made manda un mensaje de vanguardia desde las entrañas de su reloj deportivo más joven. Para amplificar su significado, por primera vez en su historia ha abierto un orificio en la carátula para ceder todo el protagonismo a la nueva propuesta mecánica del Aquanaut Travel Time Ref. 5650G Patek Philippe Advanced Research.

Surgido en el año 2000 como un departamento de experimentación en R&D, Advanced Research tomó forma de reloj en 2005 con el Calendario Anual Ref. 5250 que estrenaba una rueda de escape de Silinvar, un silicio monocristalino más ligero, dos veces más duro que el acero, antimagnético, resistente a la corrosión y a los choques, y que no requiere lubricación. El Silinvar debutó un año después en la espiral del volante, la parte más crucial del movimiento. Se patentó como Spiromax y se incluyó en un nuevo Calendario Anual Ref. 3550.

La Ref. 5062/450 con diamantes de 25 tamaños en tallas brillante, baguette y trapecio hasta en las agujas. Una belleza. 

En 2008 vino el escape Pulsomax en el mismo supermaterial patentado hi-tech de los anteriores Advanced Research de la casa, con el Calendario Anual Ref. 5450. Tres años después el Calendario Perpetuo Ref. 5550 reunió todos los progresos en el órgano regulador con base de Silinvar y añadió un volante de Silinvar y oro de 24 quilates (GyromaxSi). El conjunto se denomina Oscillomax.

En estos desarrollos la marca ha colaborado con centros académicos suizos de micromecánica y electrónica. Desde hace cinco años financia la cátedra Simon Henein, director del Instant-Lab, el laboratorio del Instituto de Microtécnica de Neuchâtel. La especialidad de Henein son las guías flexibles. No es casualidad que la gran sorpresa de la quinta serie limitada Advanced Research sea un componente de acero creado por los métodos tradicionales, pero con el que se obtienen principios inéditos de elasticidad.

En el nuevo Aquanaut, un minúsculo órgano con finos muelles-hojas en forma de cruz transmite las órdenes a los dos pulsadores laterales para el cambio de la hora local en el sistema del doble huso horario. El descubrimiento prescinde de los pivotes tradicionales, simplifica el ensamblaje, agiliza el montaje y reduce su desgaste.

Igualmente novedoso es el segundo progreso integrado en el calibre 324-S-C-FUS automático. La espiral plana Spiromax se ha optimizado con una segunda curva terminal interior, además de la exterior que lleva el nombre de la marca, para obtener menor deformación en sus alternancias en diferentes posiciones del reloj y mejorar aún más el isocronismo en su oscilación. Gracias a este logro que, según la marca, se implementará progresivamente en otros mecanismos, un reloj de movimiento básico como el Aquanaut consigue la misma precisión de tourbillones de la casa que sólo admiten variaciones diarias de tres segundos (-1/+2). En cuanto al diseño, el Aquanaut Travel Time Ref. 5650G Patek Philippe Advanced Research tiene caja de oro blanco de 40.8 milímetros y esfera y correa en color azul. Es una edición de 500 unidades.

El Aquanaut Luce Haute Joaillerie Ref. 5072 con diamantes y esfera de madreperla con el damero de dos tonalidades.

Para este aniversario también se lanzó el Aquanaut Ref. 5168G, que tiene dos particularidades. Es la primera referencia masculina de la colección normal hecha de oro blanco y la más grande en estos 20 años con un diámetro de 42 milímetros. Este tamaño rinde tributo al Nautilus “Jumbo” de 1976 que, como se dijo, fue su musa.

Otras primicias de esta versión son el color azul noche de la esfera y de la correa de composite. En la carátula cobra vida el mismo degradado de claro en el centro a oscuro en la periferia que se usó en el Aquanaut Travel Time de oro rosa de 2016. Para subrayar su carácter conmemorativo, tiene agujas en aplique de oro blanco y Super-LumiNova colocadas a mano, y por primera vez índices con las mismas cualidades. Su mecanismo es el calibre manufactura 324 S C de carga automática con volante Gyromax, espiral Spiromax en Silinvar y Sello Patek Philippe.

La celebración es redonda con dos novedades Aquanaut Luce que presumen un trabajo de excelencia en lo que la casa ha bautizado como “oficios de alta artesanía”. Una es la Ref. 5062/450 con la esfera, la caja, las asas y la hebilla engarzados con diamantes de 25 tamaños y formas brillante, baguette y trapecio. Incluso las agujas están engastadas con diamantes y tienen un brillante en el centro.

Finalmente, el otro lanzamiento es el Aquanaut Luce Haute Joaillerie
Ref. 5072
de oro rosa con bisel engastado con diamantes y esfera de madreperla grabada en la que el damero presenta dos tonalidades.
Otra jugada maestra en el tablero de ajedrez de Patek Philippe. (Texto: Manuel Martínez)

No Comments Yet

Comments are closed