Bell & Ross y su estilo militar vintage

A principios de este año, Bell & Ross presentó en Baselworld su tercera generación de relojes vintage, mismos que la casa ha producido desde 1997, sólo un lustro después de su fundación. A pesar de llevar sólo un par de décadas en el armado este tipo de relojes, podemos decir que la compañía ya cuenta con un sello característico, pues a diferencia de otras firmas, no se remite a piezas con siglos de antigüedad o complicaciones muy antiguas, sino que nos ha ofrecido una buena gama de cronógrafos y relojes de tres agujas. 

Una de las piezas más celebradas de la tercera camada retro es el Bell & Ross BR V1-92, reloj con un diámetro de 38.5 mm en una caja de acero inoxidable con acabado satinado, líneas puras y elegantes, además de un movimiento automático calibre  BR-CAL.302/Sellita SW300-1.

Para continuar con la demostración de su savoir-faire, hoy la manufactura lanza una nueva versión de este guardatiempo, la cual lleva por nombre Bell & Ross BR V1-92 Military. Esta declinación incorpora, como su nombre lo indica, varios detalles de tipo militar, como el especial cuidado que se tuvo en la legibilidad, pues las indicaciones de minutos están enfatizadas, en un guiño a los relojes de navegación. Además, incorpora un triángulo fotoluminiscente a las 12 h, mismo que ayuda a los pilotos a ubicar la hora con facilidad, sin importar la intensidad de la oscuridad.

La caja retoma de su modelo antecesor el diámetro y material, así como la esfera en tonalidad negra, pero cuenta con detalles propios, como índices recubiertos con SuperLuiminova en color beige, agujas esqueletadas, cristal ultraabombado de zafiro con tratamiento anti-reflejante, correa de piel de becerro marrón con hebilla ardillón en acero, hermeticidad de 100 m y un movimiento automático calibre BR-CAL.302.

No Comments Yet

Comments are closed