Breguet expone en San Francisco

Ver galería
12 Fotos
Breguet expone en San Francisco
Breguet en San Francisco

Entrada a la muestra de Breguet en San Francisco

Breguet expone en San Francisco
Breguet N° 5

Reloj perpetuo con repetición de los cuartos con perno de arrastre. Vendido en 1794 al conde de Journiac Saint-Méard

Breguet expone en San Francisco
Breguet N° 180

Pequeño reloj-anillo en oro. Provisto de la función despertador, carga y puesta en hora mediante una corona. Vendido en 1836

Breguet expone en San Francisco
Breguet

Breguet expone en San Francisco
Guardatiempo con tourbillon

Caja de oro grabada. Vendido en 1809 al conde Stanislas Potocki (Polonia)

Breguet expone en San Francisco
Guardatiempo con tourbillon

Breguet expone en San Francisco
Reloj grandes complicaciones

Reloj plano llamado de resonancia. Con dos movimientos, cada uno con un barrilete y un escape de áncora. Vendido en agosto de 1814 al Sr. García de Londres

Breguet expone en San Francisco
Cronómetro de marina

Con dos barriletes, pequeño modelo, caja de caoba con bisagras y asas de latón, caja y suspensión de cardán. Vendido en 1841

Breguet expone en San Francisco
Reloj de repetición de los cuartos fabricado para el mercado turco

Sonería grande y pequeña, caja y doble caja grabadas y esmaltadas con decoración azul y rojo. Vendido en 1808

Breguet expone en San Francisco
Pequeño reloj sencillo

Medallón, caja de oro con decoración guilloché, esfera de plata con decoración guilloché con fases de la luna y aguja de ajuste avance-retraso

Breguet expone en San Francisco
Pequeño reloj sencillo

Breguet expone en San Francisco
Reloj de repetición de los medios- cuartos de primera clase

Caja de oro con decoración guillochée

Breguet viaja en el tiempo con una exposición inédita de sus relojes históricos que ha desembarcado en el Fine Arts Museum de San Francisco. Allí podrán visitar del 19 de septiembre al 10 de enero de 2016 la muestra Breguet: Art and Innovation in Watchmaking, la mayor colección de relojes antiguos Breguet que se haya visto en Estados Unidos. Reúne más de 70 relojes de bolsillo, de sobremesa e instrumentos relojeros de la época de Abraham-Louis Breguet y sus sucesores.

El objetivo de la exposición es mostrar la obra de un creador cuya influencia ha sido decisiva en su arte, el de la medición del tiempo. Una de las particularidades de la relojería es su duplicidad, pues pertenece tanto al mundo de la ciencia y la técnica como al de las artes decorativas.

Los objetos que alberga la exposición, todos de una calidad suprema, son a la vez instrumentos científicos y obras de arte.

La exposición dispone la obra de Breguet de manera temática, mostrando desde los relojes más sencillos (de una sola aguja) hasta los más complejos (con múltiples indicaciones), y desde los objetos científicos más puros (cronómetros de marina) hasta los relojes decorativos de sobremesa más refinados (con bronces de Thomire).

En estos tiempos de avasallamiento digital, Breguet propone al público un viaje por el mundo de la relojería mecánica, ineludible en estos tiempos marcados por la supremacía virtual. Esta exposición es un relato de la historia del tiempo, de sus instrumentos de medida y de las complicaciones que llevan 240 años embelleciendo cada ‘tic-tac’ de los relojes Breguet.

Estos objetos de culto abarcan un periodo muy amplio: desde la fundación de la casa, en 1775, hasta la primera mitad del siglo XX o los años conocidos como Art Decó.

Una pieza más contemporánea, del año 2008, marca la diferencia con el resto de la exposición. Se trata de la réplica del «Marie-Antoniette», cuya extrema complejidad y fabulosa historia avivaron el mundo de la relojería y obsesionaron a los coleccionistas durante más de dos siglos.

Cabe destacar otras piezas inéditas como el emblemático reloj de carruaje realizado para el emperador Napoleón Bonaparte, el reloj de «tacto» ideado para su esposa la emperatriz Josefina, cronómetros marinos encargados por el Ministerio de la Marina francesa y también los relojes de bolsillo vendidos a importantes personalidades de las esferas políticas europea y otomana.

El tourbillon es otro de los grandes protagonistas de esta exposición, uno de los inventos más célebres de A.-L. Breguet y que los visitantes tendrán ocasión de contemplar entre los primeros movimientos con tourbillon del maestro relojero. Estas obras de arte no solo muestran el legado de Breguet, sino que también brindan la oportunidad de asomarse a dos siglos de la historia europea.

Marc A. Hayek, presidente y director general de Breguet, estuvo en la inauguración de la muestra el 16 de septiembre: “Sin duda, no es casualidad que este museo deseara incluir esta retrospectiva en su prestigioso programa.

Reloj de repetición de los medios- cuartos de primera clase. Caja de oro con decoración guillochée

Qué mejor lugar que esta mítica ciudad de San Francisco para realzar la obra que probablemente en su eépoca fue tan revolucionaria como todas las innovaciones ideadas en la cercana Silicon Valley durante los últimos años. Nuevas soluciones técnicas, nuevas herramientas, nuevos usos que Breguet investigó durante toda su vida”.

No Comments Yet

Comments are closed