El brillo de fuego que cautiva a De Bethune

La casa suiza sigue con la exploración de nuevas tonos de color en los metales, el resultado se da gracias a las reacciones resultantes del calor al que se someten los metales, como el acero y el titanio, que suelen ser colores encendidos y agradables a la vista.

Bajo la técnica de titanio grado 5 con oxidación suave para teñir una superficie de forma natural , se creo un color uniforme fuego amarillo que forma el De Bethune DB28. Este se hace su presentación en Baselworld con el modelo DB28 Yellow Tones, en una caja de titanio pulido con un diseño que hace recordar las colecciones clásicas de la firma.


Esta caja de 42 mm alberga un calibre visible mecánico manual DB2115V4 con 6 días de reserva que es alimentado por un barril doble autorregulador De Bethune. De igual manera a las 6, en su esfera se incorpora una fase lunar patentada. Hecho de acero y paladio con una precisión de un día lunar cada 122 años.

De igual forma su calibre cuenta con sistema de absorción de impactospare-choc“. Este sistema integrar dos amortiguadores en cada extremo, además de un amortiguador del volante en sí. De ahí el nombre de “triple pare-choc”, que desarrolló De Bethune.

El corazón de esta pieza, tiene un alto rendimiento desarrollado también por la casa suiza, tiene un volante de titanio con pesas de oro blanco y un resorte de equilibrio de curva lana que garantiza la relación de inercia para una frecuencia de 28.800 vph.

Todos los acabados son a mano, con un puente de trabajo de titanio pulido, “Côtes De Bethune“. Las horas se indican por agujas esqueletadas en índices esféricos de acero pulido. El conjunto se completa con una correa de cocodrilo que presenta una hebilla marrón o amarilla en titanio pulido grado 5, que también asiste al uso práctico y agradable de este reloj.

Ve también: De Bethune DB28GS Grand Blue, un buceo de cátedra

No Comments Yet

Comments are closed