Cartier: Un cofre para coleccionistas

Ver galería
9 Fotos
Cartier: Un cofre para coleccionistas
Edición de Coleccionista

Una caja de caoba con el Rotonde de Cartier declinado en tres grandes complicaciones de manufactura de Cartier.

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Rotonde de Cartier Mysterious Double Tourbillon

Calibre manual 9545 MC, caja de platino, Sello de Ginebra. Función de doble tourbillon misterioso.

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Calibre 9545 MC

Habita en el Mysterious Dobule Tourbillon. Es manual, 242 componentes, 21,600 alt/h

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Rotonde de Cartier Astrocalendaire, Tourbillon, Perpetual Calendar with Circular Display

Calendario perpetuo con display circular, astrocalendario y tourbillon. Automático, caja de platino, calibre 9459 MC

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Calibre 9459 MC

Automático, 382 componentes, 51 joyas, 21,600 alt/h. Astrocalendario, tourbillon, calendario perpetuo.

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Calibre 9459 MC

Automático, 382 componentes, 51 joyas, 21,600 alt/h. Astrocalendario, tourbillon, calendario perpetuo.

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Rotonde de Cartier Minute Repeater Flying Tourbillon

Manual calibre 9402 MC, caja de titanio, 447 componentes.

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Calibre 9402 MC

Manual calibre 9402 MC, caja de titanio, 447 componentes.

Cartier: Un cofre para coleccionistas
Calibre 9402 MC

Manual calibre 9402 MC, caja de titanio, 447 componentes.

Cartier consiente a sus coleccionistas. La última idea de la firma de lujo es una edición limitada de cinco cajas que contienen tres grandes complicaciones emblemáticas de manufactura de la firma. Todas declinan en el modelo Rotonde de Cartier, con una carátula con decoración guilloché azul.

Los tres guardatiempos son una oda mecánica y estética a la innovación y creación relojera. Incluyen un doble tourbillon misterioso, un tourbillon y repetidor de minutos y un astrocalendario. De este modo, la colección Rotonde de Cartier se viste de exclusividad para crear tres piezas que serán presa de subasta en unos años.

La esfera esmaltada es un oficio recuperado por Cartier de principios del siglo XX en el que ha demostrado una maestría absoluta. La carátula se prepara primero con la decoración guilloché que luego se cubre de muchas capas de esmalte traslúcido. La aplicación de esta técnica comienza como una sombra. La textura, composición y color deben ser cuidadosamente escogidos para garantizar una apariencia perfecta. Para ello, es fundamental el control de la temperatura que afecta a todo el proceso. Después de que se enfría la carátula, el resultado es espectacular: una mezcla de luminosidad y efecto mate gracias a la transparencia de las capas de esmalte, la textura del guilloché y el refinamiento del color azul.

Los relojes han sido esmaltados por expertos en la Maison Métiers

d´Art en La Chaux-de-Fonds. Los relojes han sido ensamblados luego en el atelier de Ginebra de Cartier y todos tienen el reconocimiento del Sello de Ginebra. Los relojes de platino, oro blanco y titanio se entregan en una caja de madera de caoba negra.

Rotonde de Cartier Mysterious Double Tourbillon

Fue creado en 2013 y el doble tourbillon parece suspendido en el aire, desafiando la gravedad. Ambos tourbillones rotan sobre sí mismos un minuto y completan una vuelta completa en cinco minutos alrededor de la jaula del tourbillon. Tiene calibre in house 9454 MC. La caja es de platino, mide 45 mm y el cierre es de oro blanco. Tiene 252 componentes y 52 horas de reserva de marcha. Es manual.

Rotonde de Cartier Minute Repeater Flying Tourbillon

Cartier enfocó su pasión creativa relojera en el calibre 9402 MC, el mismo de este repetición minutos con tourbillon. Los gongs y martillos están desplegados en la carátula. Combinan la repetición minutos con el tourbillon volante. La caja es de titanio y mide 45 mm. La corona es de titanio con un zafiro cabujón. Hebilla de la correa de aligátor de oro blanco. Tiene 447 componentes. Es manual.

Rotonde de Cartier Astrocalendaire, Tourbillon, Perpetual Calendar with Circular Display

En 2014, el movimiento del Rotonde de Cartier Astrocalendaire inventó un display central para hacer más legibles las indicaciones del calendario perpetuo, incluyendo los 12 meses del año, siete días de la semana, la fecha y el año en un diámetro de pocos centímetros. Todo un logro. Con un efecto tridimensional, las funciones del calendario perpetuo se expanden y muestran en diferentes niveles. En el primero se indica el día, seguido del mes y todo lo que lo rodea es la fecha. Delicadas aperturas se mueven alrededor de estos niveles. Una manecilla ubicada en el fondo del reloj muestra qué tipo de año es, si es bisiesto o no. El reloj lleva también un tourbillon volante central.

Su caja es de platino y mide 45 mm. La corona es de platino con un zafiro cabujón. Hebilla de oro blanco y piel de aligátor. Late con el calibre automático 9459 MC. Tiene 382 componentes.

 

 

 

 

 

No Comments Yet

Comments are closed