Chopard con los pilotos ganadores del Rally Peking-Paris

La firma Chopard es aliada apasionada de los rallies clásicos. Ésta es la razón por la que este año ha apoyado al equipo austríaco durante el Rally Peking-Paris, que tuvo lugar del 12 al 17 de julio. Esta carrera está reconocida como la carrera más difícil de coches clásicos del mundo. El piloto, Ingo Strolz, tomó el reto junto con su copiloto y mecánico Werner Gassner. Los dos pilotos austriacos llevaban un Mille Miglia Chrono GTS en la muñeca.

Chopard4Ellos conducían el coche más antiguo de la carrera, un American La France Tourer Speedster accionado por cadena que acumula 99 años que corría a 140 caballos de fuerza a la velocidad máxima de 150 km/h.

Chopard2El rally comenzó en China, recorrió 11 países como Mongolia, zonas de Rusia, Belarús, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Italia, Suiza y París, con la meta en la Place Vendôme. Los autos recorrieron un trayecto de 13,695 kilómetros durante 35 días.

Chopard3Los dos pilotos ganadores ya habían participado en 2013 . “Ambos participaron en la carrera en 2013. “Fue una buena experiencia y aprendimos mucho. La mayor parte del tiempo solo podíamos dormir entre 3 y 4 horas por la noche porque después de la etapa diaria había que hacer reparaciones en el coche y trabajos de mantenimiento”, contó el piloto vencedor.

Chopard6La carrera es un desafío extremo para los seres humanos y las  máquinas. En el desierto de Gobi, en Mongolia, no hay calles, sólo pistas de arena, y fue difícil conducir. Nuestro coche no tiene tacómetro ni GPS o cualquier otro dispositivo que nos ayude. El tiempo es muy importante para nosotros”  diclaró Ingo Strolz .

Chopard5

No Comments Yet

Comments are closed