Chronoswiss rinde tributo a Playboy y Hugh Hefner

Mantener la moral de las tropas es una obligación para los mandos en tiempos de guerra. No es sencillo por razones obvias, como el continuo riesgo de morir o ser herido, y la nostalgia por la familia, la pareja o los amigos.

Por estos motivos, en la Segunda Guerra Mundial, los oficiales de la Fuerza Aérea estadounidense se mostraron bastante laxos al permitir que las narices de los aviones fueran decoradas con imágenes escogidas por los soldados, pese a que el reglamento lo prohibía.

Este divertimento, conocido como Nose Art, ya había sido practicado antes e incluso por pilotos de otros países, pero fue durante el conflicto bélico citado cuando alcanzó su auge, pues servía como motivación y factor de unión entre los integrantes de las tripulaciones.

Los soldados escogían las imágenes de revistas que les llegaban por correo, como Esquire. Personajes de dibujos animados, caricaturas de los enemigos alemanes o simples mensajes empezaron a poblar los fuselajes de cazas y bombarderos. Pero el recurso más recurrente eran las pin-up girls que ilustraban los calendarios que cada mes venían en el centro de las publicaciones.

Debido a que son muchas las marcas que se han inspirado en los antiguos relojes militares de aviación para sus modelos actuales, era cuestión de tiempo para que el tema de las pin-up aterrizara en el sector.

Es así que Chronoswiss presenta una edición especial de su Regulator Classic para celebrar los 45 años de la edición alemana de Playboy, revista fundada por Hugh Hefner, visionario de los medios, que falleció en la noche del miércoles 27 de septiembre. Su discreto frente en oro y negro recuerda los colores empleados por la revista en la portada de su número de aniversario. Aunque, como ocurre con Playboy, lo más excitante está en su interior… o mejor dicho, en el reverso del reloj.

Chronoswiss ha escogido a una playmate de cada año de Playboy Alemania y ha pedido al ilustrador austriaco Michael Pleesz que las reproduzca sobre un cristal de zafiro negro ahumado. Así, cada mujer tiene su propia ilustración inspirada en las antiguas pin-ups de los años 50, por lo cual todos los relojes son piezas únicas.

No Comments Yet

Comments are closed