Conoce el quinto (y ambicioso) elemento de MB&F

“Aprende las reglas como un profesional para romperlas como un artista”. Esta frase de Pablo Picasso resume perfectamente la carrera de Maximilian Büsser, quien luego de trabajar para firmas clásicas como Harry Winston y Jaeger-LeCoultre, ha roto esquemas en la relojería al mando de MB&F.

La compañía más punk de la industria, dejó atrás los relojes de pulsera para enfocarse en la creación de ‘máquinas horológicas’, que además de medir el tiempo con precisión, podrían estar sin problemas en cualquier museo o colección de arte contemporáneo.

Hoy la casa presenta la que quizá sea su pieza más ambiciosa y compleja a la fecha, The Fifth Element, creada en conjunto con L’Epée 1839. Sí, sabemos que decir lo anterior puede ser atrevido si revisamos el historial de sus máquinas horológicas, pero en verdad este ‘quinto elemento’ es una locura.

Empecemos el análisis. Lo primero que destaca es su forma, pues prácticamente es un accesorio de escritorio. Se trata de una estación meteorológica compuesta por cuatro objetos (reloj, barómetro, higrómetro y termómetro) que se combinan para crear el quinto: una nave nodriza pilotada por Ross, un extraterrestre en miniatura.

El hecho de que la máquina pueda medir, además del tiempo, la presión del aire, la cantidad de vapor de agua en el ambiente y la temperatura, se debe a que Büsser había buscado por años replicar las estaciones meteorológicas de escritorio, así que decidió crear la suya con ayuda del diseñador Stefano Panterotto y la ya mencionada empresa L’Epée 1839.

Cada uno de los elementos se puede extraer de la base e intercambiarse, un juego que invita al coleccionista a convertirse en agente activo del tiempo. También pueden usarse de forma independiente gracias a su soporte integrado. El reloj, además de tener movimiento de octava y repetición de minutos, cuenta con otro mecanismo basado en rodamientos, el cual da vida a Ross, quien se desplaza alrededor de la nave nodriza.

The Fifth Element está disponible en tres ediciones, limitadas a 18 ejemplares cada una (color plata, negro y azul). La nave de Ross puede ser adquirida por 52,000 francos suizos en la página de MB&F.

No Comments Yet

Comments are closed