fbpx

David Beckham, capitán de los nuevos embajadores Tudor

2017 marca el inicio de una nueva era para Tudor. Bajo el lema “Born To Dare”, la firma busca reflejar tanto sus valores históricos como el espíritu que la define actualmente. Al amparo de la visión de su fundador, Hans Wilsdorf, quien concibiera sus relojes como herramientas para una vida audaz, la casa busca aliarse con aquellos personajes capaces de realizar lo extraordinario, espíritus que no conocen fronteras al momento de enfrentar cualquier reto.

En aras de cumplir esta misión, Tudor anunció a sus nuevos embajadores, entre los cuales destaca David Beckham, hombre polifacético que transformara la imagen del futbolista contemporáneo, pues gracias a él, los héroes del balón se convirtieron en personajes a la moda, elegantes y con estilo, valores que la casa refleja en cada uno de sus guardatiempos. “Me atrajo Tudor por su atención en los detalles. Después conocí la historia de la marca, llena de aventura, submarinismo y expediciones. Quedé fascinado al instante”, declara el propio David.

El nacido en el barrio de Leytonstone, Londres, dejó su marca en dos de los clubes más importantes del mundo: el Manchester United y el Real Madrid, además de otorgar prestigio a la incipiente MLS con su paso por el LA Galaxy. Detrás de sí deja un palmarés de 115 partidos con la selección inglesa de fútbol, 59 de ellos como capitán; 6 títulos de Premier League inglesa, 2 copas de Major League Soccer estadounidense, 1 Liga española y 1 UEFA Champions League.

Beckham se ha convertido en un personaje importante más allá del fútbol (su labor de filantropía, el nombramiento como Embajador de Buena Voluntad UNICEF, su compromiso por erradicar la malaria y llevar educación a los niños de África son ejemplo de ello) gracias a su tenacidad y determinación ante cualquier circunstancia. Esto lo convierte en un ícono de nuestro tiempo y modelo a seguir para las generaciones más jóvenes, ideales que la compañía guarda con recelo.

Pero no sólo el legendario futbolista inglés ha decidido convertirse en parte de la familia Tudor, sino que la élite del rugby también se une a la filosofía “Born To Dare”. Los míticos All Blacks, equipo nacional con mayor éxito en la historia (poseen un registro de victorias del 77% desde 1903, año de su fundación, todo un récord en cualquier competencia de conjunto), y Beauden Barrett, el mejor jugador de la disciplina en 2016, fueron designados por la manufactura como embajadores. Para mostrar su compromiso con este deporte, Tudor también se convirtió en patrocinador oficial del DHL Lions Series Nueva Zelanda 2017, competición de rugby que conjunta a los equipos más fuertes del mundo.
De esta manera, Tudor se mantiene a la vanguardia del deporte, siempre con elegancia y fuerza inquebrantables.

No Comments Yet

Comments are closed