¿Qué relojes pasaron por la vida de David Bowie?

La muerte de David Bowie a los 69 años ha sorprendido a muchos. Igual que su personalidad desbordante, iconoclasta, visionaria y agitadora. Como presagio sin palabras, su último álbum Blackstar y el video que se liberó el 7 de enero, Lazarus. “Mira aquí arriba, estoy en el cielo. Tengo cicatrices que nadie puede ver. Tengo un drama que nadie puede robar. Ahora todo el mundo me conoce”, canta en este tema donde aparece un Bowie agonizante. Ha sido su última gran performance. Una vez más, el cantante, actor, productor, arreglista, compositor, artista y visionario, ha cerrado con broche de oro otra etapa más de su vida. Porque Bowie es ya inmortal. Construyó su carrera desdoblándose en otros personajes también brillantes. Él también era Ziggy Stardust, Aladdin Sane o Thin White Duke. Los 70 fueron una época dorada para Bowie. Se convertía por ese entonces en el gran gurú del glam rock. De esta época son algunos de sus álbumes más aclamados: Heroes (1977), Lodger (1979) o The Rise and Fall of Ziggy Stardust and The Spider From Mars.

La vida para él, David Robert Jones (su nombre verdadero), era una puesta en escena permanente. No solo sus conciertos, sino su forma de ser y vestirse eran una continúa manifestación de intenciones osadas. Así se transformó también en un trendsetter de la moda. De ella se servía para transformarse y jugar con su imagen andrógina. Diseñadores como Freddie Burretti, Yamamoto o Alexander McQueen crearon para el camaleónico artista atuendos impactantes que fueron protagonistas de la exposición David Bowie Is,  en el Victoria & Albert Museum de Londres hace dos años.

Bowie 1
La exposición en el Victoria & Albert Museum te sumergía en el ambiente seductor y atrevido de David Bowie

También se codeó con la alta relojería, pero a su modo, desde el enfoque artístico, la música y la belleza. El músico británico protagonizó la segunda parte de L’invitation au voyage, un anuncio para la campaña de Louis Vuitton en 2013. En el corto publicitario, la modelo protagonista, Arizona Muse, llega a Venecia tras su paso por París para encontrarse con el legendario músico británico. Ella aparece en un globo aerostático con el que huyó de la capital francesa, y se encuentra a Bowie en una sofisticada fiesta. Él interpreta en el piano la canción I’d Rather be High (Venetian Mix), que formaba parte de su último lanzamiento, The Next Day Extra. En las fotos de esta campaña David Bowie lleva puesto un reloj Tambour Evolution Chrono GMT.

Louis-Vuitton-post4
David Bowie posó en la campaña de Louis Vuiton con este reloj en la muñeca, el Tambour eVolution Chrono GMT.

 

Antes, David Bowie usó en 1985 el reloj Agassiz by Longines, específicamente lo llevaba durante el concierto Live Aid de ese año, así lo menciona el diario Telegraph británico en su suplemento de moda. Los relojes Agassiz, lanzados en 1982 era relojes clásicos extraplanos de oro (3 mm de grosor, resistentes al agua) que más adelante llevarán al desarrollo de la colección La Grande Classique. Ese año se celebró el 150 aniversario de la fundación de la firma por Auguste Agassiz y dos socios en Saint-Imier (Suiza). Nació como una agencia relojera que fabricaba y comercializaba relojes de bolsillo. La manufactura de la marca fue inaugurada en 1867, también en Saint-Imier, en el lugar de Les Longines (“prados alargados”) por Ernest Francillon, sobrino de Auguste Agassiz. Ese año produjo su primer movimiento, el 20A, premiado en la Exposición Universal de París de 1867. Todos los relojes llevaban el nombre de Longines en la esfera y el logotipo del reloj de arena alado.

mick-jagger-fera-du-prenom-angie-la-femme-de-son-pote-une-celebre-chanson-des-rolling-stones
El diario Telegraph publicó esta foto de Mick Jagger y David Bowie con el mencionado Longines.

Otra aparición anecdótica de relojes en la vida de David Bowie fue en la portada interna de su álbum Lodger de 1979. Ahí aparecen fotos de un Omega Speedmaster Professional y un Omega Fightmaster. El disco estaba dedicado a los vagabundos nómadas. Esa foto era contexto de un collage donde aparecía otra instantánea con la foto tras la autopsia del Ché Guevara y un lavabo tirando agua a presión. Pero, ¿qué pintaban los Omegas en la cubierta del disco? Derek Boshier fue el diseñador de la portada del disco y sabe por qué incluyó estos relojes en su trabajo.

Louis-Vuitton-post1
Cubierta interior del álbum Lodger de 1979 de Bowie donde aparecían dos relojes Omega.

La referencia al tiempo, la vida y la muerte le parecieron argumento suficiente para plantar ambos relojes como metáfora del paso de la vida, declaró Boshier en el blog Fratellowatches. Que fueran Omega o de otra firma era irrelevante. Boshier los eligió porque las fotos eran de buena calidad y le servían para expresar su concepto estético. Pertenecían a un anuncio de los años 70 de la marca suiza. (Por Yolanda Ruiz)

Louis-Vuitton-post2
Anuncio de Omega

 

 

No Comments Yet

Comments are closed