Homenaje a los héroes

El Escuadrón 201 fue el único contingente armado mexicano que participó en la II Guerra Mundial. La postura neutral de México en el conflicto bélico cambió cuando submarinos alemanes hundieron dos buques mexicanos, el Potrero del Llano y el Faja de Oro. Ante la provocación, el gobierno, liderado por el presidente Manuel Ávila Camacho, decidió declarar la guerra a las potencias del Eje: Japón, Alemania e Italia, y apoyó a los aliados: Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y la ex Unión Soviética.

Así fue como 290 hombres que integraban la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (FAEM) fueron entrenados en Estados Unidos y libraron batalla durante seis meses durante los cuales tuvieron mucho que ver en la liberación de Filipinas de la invasión japonesa en 1945.

Ahora esta gesta tiene una recompensa de la mano de Frédérique Constant. La firma suiza reconoce el valor de estos soldados con una edición limitada de 201 piezas del modelo Classic Quartz Escuadrón 201, un cronógrafo de cuarzo de alta precisión.

Como merece la ocasión, la firma reunió a generales y miembros de las Fuerzas Aéreas de México para recordar el valor de los pilotos, que junto a soldados de Estados Unidos lograron la liberación de la isla madre de Luzon en Filipinas en el verano de 1945. El escenario de la conmemoración fue en el Club Naval de la Secretaría de Marina de la capital mexicana.

El guardatiempo ha sido diseñado pensando en pilotos profesionales, acostumbrados a volar potentes aviones a reacción y que en décimas de segundo tienen que tomar decisiones de vida o muerte. Tiene decoración Clou de Paris, con ventanilla para día y fecha a las 3 horas. La caja mide 40 mm y late con el movimiento FC-255 icónico de la colección Classic Quartz. Hay versiones de acero o acero chapado en oro amarillo. Lo más distintivo es el águila que con sus garras sostiene el emblemático triángulo tricolor en la esfera. Este símbolo de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana a las 6 h es el broche de oro. El fondo de la caja también está decorado con un grabado de un avión P-47, misma que voló esta expedición militar. Además, el reloj se entrega un estuche con certificado conmemorativo y un cuadernillo histórico proporcionado por la FAM y una placa de acero grabada.

No Comments Yet

Comments are closed