Hublot y Orlinski: la arquitectura del corazón mexicano

Con uno de los salones del hotel St. Regis lleno a reventar, Hublot presentó durante el SIAR México 2018 su pieza dedicada a territorio azteca, el Classic Fusion Aerofusion Chronograph Orlinski México, que como su nombre indica, fue creado en sociedad con uno de los artistas contemporáneos más respetados del mundo: Richard Orlinski.

El evento tuvo como invitados especiales a varios personajes de la farándula, entre los que destacaron Maite Perroni, Sebastián Ruli y Jacky Bracamontes, quien se encargó de conducir la fiesta mexicana de Hublot con su brillante carisma y energía. “Como mexicanos, estamos muy orgullosos de que una marca tan prestigiosa como Hublot haya diseñado un reloj exclusivamente para nuestro país en colaboración con el gran artista Richard Orlinski”, comentó Bracamontes para durante el comienzo de la presentación.

El Classic Fusion Aerofusion Chronograph Orlinski México

Ricardo Guadalupe, CEO de la firma, se unió a Jacky para dedicar unas palabras al público reunido. “Es un honor para Hublot, una firma que ama México con todo su corazón, compartir con ustedes, nuestros amigos, el trabajo de Richard Orlinski”, comentó Guadalupe. Y añadió: “es curioso, porque Richard ya tenía entre sus esculturas dos de los íconos de la bandera mexicana: la serpiente y el águila. ¿Azar o destino? Creemos que lo segundo”.

Por su parte, un Orlinski notablemente contento, dijo ante los presentes: “me siento feliz de haber diseñado el nuevo Classic Fusion junto al equipo creativo de Hublot, pues admiro mucho su trabajo y disciplina”. También tuvo elogios para México: “esta tierra tan rica en colores, ha sido toda una fuente de creatividad para mí, no sólo en lo que respecta a este reloj, sino que ha dejado en mí el deseo de crear una colección de esculturas dedicadas a la cultura mexicana”.

Quizá el deseo del artista ya comenzó con el Classic Fusion Aerofusion Chronograph Orlinski México, pues se trata de una verdadera obra de arte contenida en 45 mm. Limitado a 30 piezas, su caja cuenta con 12 facetas, fruto de adaptar el clásico estilo Orlinski de pliegues tridimensionales a la caja tallada en cerámica verde, tono asociado en todo el mundo con México y su historia.

El fondo de caja del más reciente modelo que Hublot dedica a México

Acorde con el homenaje a la bandera, el rojo se presenta en el pequeño segundero, mientras el fondo de zafiro luce orgullosamente el águila y la serpiente, quienes sirven de guardianes al movimiento cronógrafo esqueleto con carga automática HUB115.

Con esta pieza, Hublot reafirma su amor por México y el arte, que fusionados nos entregan un reloj potente, poético y de ensueño, justo los elementos arquitectónicos que construyen el corazón de todos los mexicanos.

 

 

No Comments Yet

Comments are closed