HYT H2 Tradition: fusión de futurismo y tradición relojera

“Nosotros siempre hemos dicho que nunca crearíamos una pieza clásica. Una vez dicho esto, con H2 Tradition es exactamente lo que hemos hecho”, admite Vincent Perriard, CEO de HYT.  Por esta declaración, parece que Perriard asume que ha roto su promesa. Pero como siempre, lo que han hecho en HYT es dar una vuelta de tuerca y desafiar lo establecido. Porque el HYT H2 Tradition sigue siendo un reloj del siglo XXI pero con guiños a la tradición relojera centenaria. Un acierto que se ha producido gracias a la vasta capacidad de exploración de la firma. Desde sus comienzos, su fuerza motriz la innovación ha impulsado a todos sus modelos a una mayor altura de lo que nadie podría haber imaginado. Y ahora, HYT ha llegado a la cima. Instalado en la cúspide, se permite el lujo de contemplar los últimos tres siglos de alta relojería para incorporarlos a su visión futurista.

“La innovación de líquidos es, y seguirá siendo, nuestro ADN , continúa Vicente Perriard,pero esto no nos impide jugar con los códigos de la relojería tradicional. Diversión, experimentación y la alegría de la sorpresa es nuestro mantra y lo que mejor sabemos hacer”. Y una vez más, aquí está el resultado, con H2 Tradition.

El resultado del nuevo modelo nos sitúa en una encrucijada de estilos: ¿Clásico contemporáneo o futurista retro? H2 Tradition es, precisamente, una comunión de ambos. Es el primer HYT con un look clásico con esfera lacada  y manecillas azules.
Sin embargo, bajo este manto de luz, H2 Tradition tiene ambos pies firmemente anclados en el siglo XXI. Se conserva su estética hidro-mecánica, gracias a la capilaridad con el fluido azul moviéndose hacia adelante cuando las horas pasan. De esta manera, el reloj es impulsado por dos fuelles colocados a ambos lados de las 6 horas, que se desarrollaron justo en 2013 cuando nació el primer integrante de la colección H2. El lado tradicional se expresa en la decoración guilloché a diamante de la platina principal con forma ovalada y sus agujas azules.

HYT-H2-Tradition1

El equilibrio constante entre la tradición y la modernidad es más complejo de lo que parece. HYT tuvo que modificar el diseño del calibre de sus relojes de la línea H2 para concluir el H2 Tradition. El objetivo era dotar la apariencia del reloj de un look clásico, en conexión con los cánones estéticos de la alta relojería.

Para alcanzar este propósito, el balance ha sido recentrado para proporcionar un espacio para la esfera de los minutos. Este simple cambio significó que gran parte del diseño del movimiento tenía que ser revisado, una hazaña una vez más lograda. La caja también ha sido rediseñada y se ha eliminado el protector de la corona en otro guiño a los códigos de la tradición relojera.

HYT-H2-Tradition

El acabado del nuevo modelo también ha requerido de otros ajustes. Para permitir un acabado guilloché con diamante sobre rodio plateado en ambos lados de la platina principal, tuvieron que hacer este componente más grueso. Esto supuso nuevos cálculos para el movimiento. Todos los puentes se han modificado, reconstruido, pulido y biselado.

El nuevo guarfatiempo mide 48.8 mm. La corona atornillada es de titanio, como la caja, que además tiene un baño de PVD gris antracita. Los números romanos para las horas se disponen alrededor de la esfera y se indican mediante la técnica de fluidos patentada por HYT. Los minutos se indican en el disco superior a las 12 horas y los segundos entre las dos y las cuatro. Ambas funciones indicadas por manecillas de acero azuladas. El reloj tiene una reserva de marcha de 8 días (192 horas).  La correa puede ser aligátor o brazalete de titanio.

El movimiento es calibre HYT manual que late a 21,600 alt/h y contiene 28 rubíes. Es una edición limitada de 50 piezas.

“Si bien, la idea inicial para crear un HYT clásico era bastante simple, en la práctica, las formas de preservar la identidad de la pieza, a la vez que imbuir al guardatiempo con códigos que no son naturalmente propios, nos llevó a un reto fantástico”, concluye Vicente Perriard.

No Comments Yet

Comments are closed