fbpx

‘It’s a rainbow’

Ver galería
6 Fotos
‘It’s a rainbow’
Audemars Piguet Royal Oak Double Balance Wheel Openworked Rainbown

Un caja de oro esmerilado, bisel con 32 zafiros "arcoíris" de corte baguette. Para complementar la caja y el brazalete de oro blanco, resalta el bisel de oro blanco con 32 diamantes talla baguette. La esfera es antracita calada.

‘It’s a rainbow’
Big Bang Unico Rainbow

Ocho tonos transfieren un compás visual en dos tipos de caja de 39 mm con 425 piedras de talla brillante y 45 mm con 388. Ocho colores pop: rubíes, zafiros rosas, amatistas, zafiros azules, topacios azules, tsavoritas, zafiros amarillos y zafiros naranjas. También luce los colores del arcoíris en su correa “gummy”, una fusión de caucho natural y piel de aligátor.

‘It’s a rainbow’
Zenith Defy 21 Rainbow

Una caja de oro rosa completamente engastada con diamantes blancos de corte brillante. El bisel tiene un tratamiento "arcoíris", con 44 zafiros baguette, se organizan en un esquema de color degradado que abarca todo el espectro de luz visible.

‘It’s a rainbow’
Corum Golden Bridge Round 43

Una pieza montada en una caja de 43 mm de oro rosa, carrura de cristal zafiro con 68 zafiros multicolor, 15 peridotos, ocho tsavoritas y cinco rubíes.

‘It’s a rainbow’
Parmigiani Tonda 1950 Rainbow Baguette Set

Un pieza que emite su color desde una caja de 39 mm en oro rosa, su bisel está rodeado por 21 zafiros, 3 rubíes, 6 tsavoritas y 6 amatistas, todas ellas en talla baguette, con una esfera hecha de madreperla.

‘It’s a rainbow’
Rolex Oyster Perpetual Cosmograph Daytona

36 zafiros rodean el bisel de su caja de oro Everose. Cada pieza imita el color degradado del arcoíris. Los diamantes blancos se colocaron a los lados para proporcionar un efecto de equilibrio de tonalidades. Dentro de su esfera se ubican 11 zafiros de color arcoíris con corte baguette en los marcadores de horas.

“It comes in colors everywhere” y así lo dejan ver esta selección de piezas. Llegan en todos los colores para inundar de destellos las muñecas de damas y caballeros. Evocando a los Rolling Stones, “llenan de colores” las horas y hacen más divertido el transcurrir del tiempo. Sin dejar de lado el potente interior mecánico de los guardatiempos.

No Comments Yet

Comments are closed