La elegancia black de A. Lange & Sóhne

Las familias o colecciones son vitales para las marcas, pues en ellas pueden agrupar varios relojes en un solo concepto (mecánico, estético, de funciones, complicaciones, etc.). Ahora, ¿qué pasa cuando una firma decide lanzar una línea que no es una colección formal, pero está definida por el color y la arquitectura? La respuesta está en la elegancia black de A. Lange & Söhne.

Saxonia Outsize Date. 

A principios de año, durante el Salón de Ginebra, la empresa mostró cinco piezas que tienen en común el negro de sus carátulas. Las creaciones (dos modelos Saxonia Moon Phase, dos Saxonia Outsize Date y un Chronograph 1815) llamaron la atención de los entusiastas por su estilo y sobriedad.

Luego de meses de espera, hoy son lanzadas al mercado, pero no lo hacen solas: Lange reclutó al fotógrafo Attila Hartwig, quien encontró un nuevo punto de unión: la arquitectura. “La elegante esfera de un reloj A. Lange & Söhne se asemeja a la imponente fachada de un edificio moderno”.

Saxonia Moon Phase.

Con esta idea en mente, Hartwig creó una serie de imágenes de inspiración arquitectónica, donde la estética de los relojes está reforzada por paneles de plexiglás, prismas y espejos. La casa y el artista señalan que “los materiales y las superficies reflectantes producen una atmósfera diáfana de rigor arquitectónico”.

1815 Chronograph.

Sumado a todo esto, los ingenieros y artesanos de la casa tuvieron que realizar modificaciones a los relojes para que lucieran más. “Implementamos pequeños ajustes en las proporciones”, dice Anthony de Haas, Director de Desarrollo de Producto de A. Lange & Söhne. Así encontramos nuevos detalles, como la fecha del Saxonia Outsize Date, que es ligeramente más pequeña que la del Saxonia Moon Phase, mientras el radio de la escala de minutos del Chronograph 1815 tuvo que reducirse por la integración de una escala de pulsímetro periférica.

¿El resultado? Un gran concepto por parte de A. Lange & Söhne, pues demuestra que las colecciones aún pueden romper límites en su concepción.

El fondo transparente de todas las piezas también fue punto de partida para que Attila Hartwig encontrara puntos afines con la arquitectura.

 

No Comments Yet

Comments are closed