fbpx

La sensación del Reloj Péndulo de Galileo

Los relojes de mesa provocan un revuelo entre los coleccionistas, como lo dejan ver las recientes colecciones lanzadas por L’Epée, se trata de piezas que lucen en cualquier entorno y además dan un toque especial al lugar donde se colocan. Donde la nueva sensación para lo mexicanos es el Reloj Péndulo de Galileo de Panerai.

De esta manera la casa de origen italiano pone al alcance de la nación azteca, una creación que se basa en el dibujo original del inventor toscano, el cual se diseñó para demostrar el principio del isocronismo, que establece que el tiempo de oscilación de los péndulos de la misma longitud es invariable, independientemente de lo amplio que sea su recorrido.

Se trata de una creación de 35.6 cm de alto, 18.5 de ancho con una profundidad de 11.1 que siguió al pie de la letra el dibujo original de Galileo con algunas modificaciones en los materiales originales. Su pieza esencial es el péndulo de regulación y el escape diseñados por el inventor toscano.

Se trata de una rueda de escape con 12 pasadores montados en una cara y 12 dientes tallados en el perímetro, además de tres placas, una situada a la izquierda donde se ubica la palanca más larga que termina en un gancho que es la de tope y dos a la derecha, puestas como una tijera que son las de liberación e impulso.

Su base de caoba con una placa de bisagra donde se grabó el nombre del modelo, sirve de para sostener la estructura de esta maquinaria hecha de latón chapado con níquel-paladio, unidos por un travesaño superior que sujeta el escape y la suspensión del péndulo, mientras que el inferior conecta las piezas inferiores de las placas.

Entre la base y la esfera se encuentra el barrilete con el muelle, donde su tambor contiene un muelle de 4.10 cm de longitud, el cual recibe cuerda girando el árbol con una llave para enrollar su resorte montado sobre el centro y así obtener una reserva de potencia de hasta ocho días.

Su esfera reproduce los números romanos del modelo original de 1887 con agujas en color negro. Sus acabados, como toda la pieza son hechos a mano, su bisel, el barrilete del muelle y otros detalles son chapados en oro. Se trata de una edición limitada de 30 unidades que solo están disponibles en las boutiques Officine Panerai de todo el mundo.

El reloj péndulo fue perfeccionado hasta 1887 por el relojero Eustachio Porcellotti, quien construyó ese sistema ante la muerte de Galileo en 1649 y la de su hijo Vincenzo 8 años después, que dejo inconcluso el proyecto. Actualmente el dibujo original y la pieza perfeccionada se conservan en el Museo Galileo de Florencia.

No Comments Yet

Comments are closed