fbpx

L’Epée se pone al volante de un clásico

La tendencia y la nostalgia siempre están de moda y qué decir cuando en el camino se encuentran las horas y los autos. Por ello L’Epée 1839 nos pone al volante de un concepto que junta estos dos caminos con su modelo Time Fast D8 en una edición limitada de 100 piezas. Un reloj de mesa diseñado por una promesa, Georg Foster, alumno de la ECAL (École cantonale d’art de Lausanne). Es la segunda colaboración con la casa de estudios.

Se trata de una pieza que evoca un auto clásico de carreras que nos transporta a los años 50. El auto deja ver su parrilla delantera muy característica de esa época, sus elegantes rines y el asiento del conductor ubicado hacia atrás, que cautiva las miradas los fanáticos de los autos vintage.

Su motor es un movimiento de dos plantas que arranca con un calibre interno L’Epée 1855 MHD que emite en su escape a 18,000 alt/h, para refrescar la máquina y obtener una reserva de marcha de 8 días. Un motor hecho de latón niquelado, paladio, acero inoxidable pulido y coloración a través de la aplicación de lacas automovilísticas.

Para que el motor funcione a la perfección, las cuatro ruedas del coche están hechas de goma blanda, lo que permite una mejor adherencia a la superficie. De esta manera se ejerce una agradable transmisión de potencia durante el armado de la cuerda que se obtiene al deslizar el bólido.

Las horas y los minutos se visualizan en el lado lateral del auto desde una ventanilla que simula el dorsal de la carrera mediante dos discos de acero inoxidable grabados que marcan el tiempo. Por el lado contrario se ubica una placa que puede ser personalizada por el comprador.

El lugar que ocupan la cabina del piloto y el volante se diseñó para incluir la rueda de ajuste de hora en sentido contrario a las manecillas del reloj, mientras que en sentido contrario, se puede volver a colorar el volante en posición deseada una vez que de alcance el horario adecuado.

Así L’Epée 1839, nos presenta Time Fast D8 que fue fabricado al igual que los autos clásicos reales con una carrocería maciza de gran tamaño hecha de aluminio. Y a diferencia de éstos, cada pieza de esta colección se hizo a la perfección y de forma individual, decorada, pulida, satinada o arenada a mano.

Ve también: Medusa, la nueva criatura delicada y fuerte de MB&F y L’Epée 1839

 

No Comments Yet

Comments are closed