“Los smartwatches no son relojes”

 Longines Global Tour se ha convertido en uno de los eventos internacionales más destacados dentro del calendario de la Ciudad de México. Con la firma relojera de Swatch Group como patrocinador estrella, un nuevo año de éxito más que suma la caballería del salto en Campo Marte. Charles Villoz, vicepresidente de Longines, visitó México una vez más para asistir al evento y presentar el nuevo HydroConquest Full Black Ceramic en la boutique de Palacio de Hierro de Polanco.

Nuestras felicitaciones. Según el reciente informe de LuxeConsult y Morgan Stanley Research, Longines está en el cuarto puesto mundial con 1,650 millones de francos suizos en ventas en el sector relojero.

Gracias, pero de hecho estamos en el top 3. Somos el número 3. Deberías ver el reporte del banco suizo Vontobel que va a salir pronto. (Stéphanie Lachat, directora internacional de comunicación, añade que esas cifras no están correctas).

Lo ha publicado la Fondation de Haute Horlogerie (FHH).

Olvida la FHH (risas). No debería decir eso.

¿Cuál es el secreto para mantener esa fuerza de ventas? Al frente un veterano CEO como Walter Von Känel, que se ríe cuando le preguntamos por los millennials.

Él es una figura, por supuesto. Ha estado en esta compañía 50 años, que de hecho lo celebraremos en junio. Es una figura importante y carismática, sin duda. En general, en este grupo relojero la gente no cambia de un día para otro, hay una cierta estabilidad y a veces nos dicen que no tenemos la mejor edad, nunca sabes si es cierto o no, a mí no me importa. Nos sentimos muy felices con grupo Swatch y particularmente con la marca Longines. Es una gran marca, es fantástica. La receta del éxito es un poco de suerte, eso siempre es necesario, un poco de continuidad, de coraje, por supuesto, y un poco de visión. Pero también cuentan las relaciones personales. En todos estos años en esta carrera de dirección hemos estado muy cerca del mercado, cerca de la compraventa y del consumidor. Y también mantenernos en el mismo segmento de precio y no subir. Eso está en el interés del consumidor, no pretendemos ahora con un reloj subir de 2,000 a 4,000 sin razón. Tenemos un precio muy coherente.

HydroConquest en caja de 43 mm de cerámica negra.

Longines tiene una herencia fuerte y una exitosa reinterpretación del legado vintage, ¿puede ser la parte más fuerte de la identidad de la marca? Hace dos años ganaron el Grand Prix d´horlogerie de Genève en categoría “Revival”.

Sí, el reloj Avigation BigEye ganó el premio. El año pasado estuvimos nominados, pero no nos eligieron. Este segmento del legado es importante. Pero en porcentaje es una parte pequeña de un pastel muy grande. No hay que subestimarlo porque hay mercados en los que nos va mejor con esta herencia que en otros. México es uno de ellos, las personas valoran las piezas vintage. Vemos esto en nuestra boutique de Palacio de Hierro. Honestamente, hay un muy buen gerente ahí que es entusiasta con esto y cuenta la historia detrás del producto. Nos va bien, de hecho la semana pasada vendimos dos Golden Wing en oro de 18k que no es algo que vendemos cada día.

¿Y cómo ha sido el rendimiento de la colección VHP Conquest y el movimiento de cuarzo?

La colección VHP lleva una tecnología muy innovadora. Todo es nuestro, nada viene de externos. Tiene una precisión increíble, con una variación de 5 segundos al año. Va bien, pero fue una sorpresa, no donde lo esperábamos más. Este producto va a establecerse por sí mismo. Ahora está en este tipo de reloj, pero este movimiento se usará en otro tipo de relojes. Aún no está decidido, pero podría ser el estándar para nuestros relojes de cuarzo. Es una pieza de tecnología y es realmente increíble lo que este reloj puede hacer, pero también es un poco difícil comunicarlo en este mundo de relojes conectados. Hay mucha confusión en algunos sentidos y las cosas están cambiando muy rápido. Para nosotros el VHP ha sido definitivamente un éxito.

Es un acercamiento completamente diferente a los smartwatches. VHP Conquest es una combinación de cuarzo y alta tecnología.

Los smartwatches no son relojes. Hay una categoría en los sistemas de aduanas alrededor del mundo organizada por las Naciones Unidas. Los relojes están en la clase 14 de aduanas. ¿Y por qué crees que Apple ha puesto su iWatch en la categoría 9? Lo dudaron mucho, pero ¿por qué crees que es así? Porque en la categoría 9 están con los dispositivos electrónicos y eso es exactamente lo que son. Son dispositivos electrónicos y con ese tipo de productos eres menos susceptible a impuestos de lujo. Cuando están en el segmento de joyería y relojes en la aduana, tienes a veces más impuestos en ciertos países. Así que de alguna manera, ellos dicen que no es un reloj, es un dispositivo electrónico. Nuestros relojes están hecho en Suiza. Sinceramente, las personas están muy orgullosas de eso en la pequeña región de donde venimos. Luchamos por mantener los trabajos ahí, aunque sería fácil irse a otro lugar.

La línea HydroConquest agregó un un inserto cerámico de color al bisel de los nuevos modelos

Ahora en mayo llega el evento “Time to Move” de Swatch Group como alternativa a Basel. ¿Por qué Longines y otras marcas del grupo no están en este evento?

Hubo discusiones pero parecía ser un tema con el espacio. Aunque probablemente también es para diferenciar el sector de prestigio y el de alta gama, media gama y básica. Tienes que recordar que en Longines tenemos una distribución diferente a la de Omega, nuestra hermana mayor, así que nosotros atraemos a más personas simplemente porque tenemos más socios comerciales y necesitamos más espacio. La otra razón es que pensamos este año hacer más eventos locales. Creo que ha sido muy bien recibido. Empezamos en Hong Kong en enero y luego en Nueva York, Tokio, Shangái y esta semana empezamos en Europa. Nuestros socios comerciales están muy felices porque tenemos más tiempo de hablar con ellos, tiempo de calidad para estar con ellos. La única pesadilla fue organizar las muestras porque necesitas tener el producto y los socios comerciales quieren tocarlo.

Nos aseguran fuentes de la firma que el Longines Global Tour continuará cinco años más en México. ¿Cómo siente el ambiente mexicano comparado con otras sedes del Longines Global Tour?

Honestamente no sé el tiempo. Somos patrocinadores y estamos atrás de ellos, pero es una organización aparte, no somos nosotros. Pero el evento de México es probablemente uno de los más bonitos. No lo digo por caer bien. Este campeonato tiene una gran fórmula y buenos lugares. También lo hacen en la bahía de Mónaco, Doha,  la Torre Eiffel que es bastante impresionante. Es una fórmula que debe traer a este deporte a una audiencia mayor, con lugares fantásticos que atraen a los medios y a las personas. Está muy bien visto en Europa y es muy famoso. Aquí no le va mal, aunque en Estados Unidos puedes olvidarlo porque de momento no es tan importante, las carreras de caballos sí lo son.

Edición única, The Longines Master Collection que conmemora los 50 millones de relojes producidos por Longines.

¿Es probablemente ahora la relación de Longines con los deportes ecuestres la mejor posicionada frente a la historia de la aviación u otros campos?

Sí, tiene una mayor exposición, también es un gran esfuerzo e inversión. Firmamos contratos grandes, así que somos dueños de todo lo oficial que sucede en el espectáculo. El Global Champions Tour también es nuestro y en las carreras somos la única marca. También en Royal Ascot, que es como Wimbledon en tenis. En Royal Ascot, está la Corona porque es un evento de la realeza y Longines, no hay otro anuncio. Nos involucramos mucho. Pero también hay esquí, gimnasia, que por cierto no hay que subestimar, la artística y rítmica. Somos parte del cronometraje deportivo desde hace mucho tiempo al igual que nuestras marcas hermanas del grupo, Omega y Tissot. Tenemos un departamento dedicado a esto, al tiempo suizo. Como sabes, somos expertos en el cronometraje deportivo.

¿Cómo maneja esta relación con Ascot? Un evento de alto perfil que seguro marcas de alto segmento han querido patrocinar.

Porque Longines es reconocido allá y va muy bien en Inglaterra. Ellos nos buscaron hace mucho años, nos reunimos y así empezamos. ¿Sabes cómo le dicen a Longines en Reino Unido? Un reloj de “old money”.

Es muy bueno. Percepción de valor.

Gracias por decir que es muy bueno (risas). Lo es y no lo es porque cuando se refieren a “old money” es porque son tacaños, ya no invierten dinero así. También es muy bueno escucharlo porque los que son de “dinero viejo” usualmente no quieren presumir.

El HydroConquest de cerámica negra tiene un calibre automático L888.3 que late a 25,200 alt/h.

¿Por qué eligieron el HydroConquest este año para el Longines Global Tour?

Es un movimiento mecánico muy bueno y exclusivo fr nosotros, manufacturado y ensamblado en nuestras instalaciones por ETA, como sabes. Tienen algunas líneas de ensamblaje en nuestras instalaciones. Y, de hecho, ya lo enseñamos el año pasado en Baselworld. Tuvimos un pequeño retraso y ahora ya lo estamos mostrando y paseando en el mercado global, enviamos el producto y ahora ya está disponible en el mercado. Es la cereza del pastel de la familia HydroConquest.

¿Veremos más novedades de Longines este año?

En el segundo semestre llegarán extensiones de las colecciones en otros materiales, acero y oro. La colección Record a la que le ha ido muy bien, que es clásica, con un diseño sólido y con un hermoso brazalete, ahora vendrá en acero y oro, así que pondremos énfasis en esto con un evento en junio. Hay ciertas novedades en Dolce Vita que llegarán en el otoño. En Heritage también, un hermoso One con un movimiento que se siente en la caja y que se le puede dar cuerda. Un movimiento hermoso y a un precio de venta fantástico, un reloj de marcado diseño. Te confieso que tendré ese. Son extensiones de líneas, pero también estamos trabajando para el futuro.

No Comments Yet

Comments are closed