El lujo accesible de Frédérique Constant en su cronógrafo flyback in-house

El nuevo Flyback Chronograph Manufacture con caja en acero chapado en oro rosa, esfera guilloché con “Clous de Paris” y agujas tipo Breguet.

Frédérique Constant se caracteriza por producir relojes de buena manufactura y estética clásica a precios atractivos. Su oferta de lujo accesible es aún más interesante porque sus movimientos son desarrollados, fabricados, decorados y ensamblados de forma interna. La marca dice que desde 2004 ha puesto en el mercado 21 versiones distintas de calibres. Además fue una de las primeras casas suizas en incursionar en el segmento de los relojes conectados con el Horological Smartwatch y una ingeniosa correa e-strap que se puede adaptar a sus guardatiempos existentes.

El año pasado presentó su Manufacture Perpetual Calendar hecho in-house y con mecanismo de carga automática por menos de 10,000 francos suizos, una alternativa excelente para los fanáticos de la relojería que quieren hacerse de una complicación tan admirada como el calendario perpetuo que suele costar bastante más.

Con la misma intención de poner un producto de alta complejidad al alcance de más personas, en 2017 lanza el Flyback Chronograph Manufacture. Como su nombre lo indica es la primera pieza con cronógrafo flyback cuyo mecanismo ha sido conceptualizado, diseñado y producido en la planta de Frédérique Constant en Plan-les-Ouates, Suiza.

La versión con caja de acero y esfera plateada con decoración guilloché “Clous de Paris”.

En caso de que no lo sepan, en un cronógrafo flyback el mecanismo de conteo de tiempos se puede detener y hacer que regrese a cero con sólo presionar un botón. Al soltarlo, la manecilla retoma su marcha de forma automática. De este modo no se pierden segundos en la manipulación del cronógrafo.

La creación del calibre FC-760 de carga automática, que garantiza 38 horas de reserva de marcha, tomó seis años, de acuerdo con la marca. Inspirado en los cronógrafos flyback de la década de 1930, propone algunas innovaciones que vuelven a demostrar la convicción de la firma por ofrecer un valor más alto por el precio que se paga.

El nuevo calibre FC-760 de carga automática tiene decoración perlada y Côtes de Genève que se pueden apreciar a través del fondo de cristal de zafiro.

El módulo del mecanismo del cronógrafo flyback cuenta con apenas 96 componentes de los 233 totales. Entre ellos destaca la rueda de pilares que gira sobre cojinetes y permite controlar las funciones de start, stop y reset. En este caso tiene una novedosa forma de estrella que suaviza su operación, por lo que ha sido objeto de una patente para la casa.

La versión con caja de acero chapada en oro rosa y esfera negra con escala taquimétrica.

El diseño del Flyback Chronograph Manufacture es elegante y agradable, con un equilibrio y una legibilidad destacados. Esto no es fácil de lograr, sobre todo si se considera que tiene tres subesferas. A las 3 está el totalizador de los minutos, a las 9 el pequeño segundero y a las 6 la indicación de fecha por aguja.

El reloj está disponible en dos versiones: caja de 42 milímetros de diámetro en acero o en acero chapado en oro rosa. En ambos casos se puede combinar con una esfera lisa de color plateado o gris oscuro con escala taquimétrica e índices baton, o con una esfera plateada con decoración guilloché “Clous de Paris”, números romanos impresos de gran tamaño y agujas tipo Breguet.

El reloj también está disponible con esta esfera plateada y escala taquimétrica.

Los distribuidores de Frédérique Constant en México nos informan que el precio para el modelo de acero chapado en oro es de 99,950 pesos, mientras que el de acero es de 94,450 pesos.

No Comments Yet

Comments are closed