“México merece una boutique de Audemars Piguet”

Entrevistamos a Antonio Seward, CEO para Norteamérica, en SIAR 2018.

¿Por qué le gusta AP tanto a los mexicanos?

Porque tienen buen gusto (risas). Ya en los años 90 la marca era fuerte aquí. Y parece que empezó creciendo porque había líderes de opinión en relojería y de estilo compraban Audemars Piguet y tenían esa visión de que la alta relojería no tenía que tener códigos tradicionales. Y en los 90, ya eran aquí exitosos relojes como Royal Oak o el Offshore cuando en otras partes del mundo no lo eran todavía. Aquí está ese sentido por el riesgo y también un tema de tradición. Nos comentaba un cliente que su padre compró AP y está ese referente en la familia. En resumen, amor del riesgo, reconocer que el arte relojero no tiene que ser tradicionalista y respetar esa tradición familiar.

¿Qué importancia tiene México para Audemars Piguet?

Va más allá de la región. La importancia de México es a escala mundial. Históricamente, la marca siempre fue muy fuerte incluso antes del crecimiento tan importante que hemos tenido en los últimos cinco años. Y la importancia va más allá de México, es de los mexicanos y mexicanas que también compran mucho fuera del país. Pensamos más bien en términos de clientes, no tanto en mercados. Los clientes mexicanos son de los más importantes para Audemars Piguet, incluso por delante varios países europeos. Es un mercado muy fuerte para nosotros.

Antonio Seward, CEO de Audemars Piguet para Norteamérica

¿Cuál es la función del SIAR en esta relación con México?

Muy sencillo. Una oportunidad para ver a nuestros clientes finales. A muchos de ellos, los conocemos desde años y sabemos que la mayoría de nuestros clientes van a estar visitándonos. Nos conocemos con eventos, tenemos visitas a Suiza en muchos casos. Sí vendemos relojes, pero para Audemars Piguet el cliente es un amigo, es una relación. Es alguien que forma parte de la familia y nos gusta ver a la familia, por eso venimos al SIAR.

En esa nueva estrategia de acercamiento al cliente, AP reduce puntos de ventas, también abre e-comerce en China. ¿Cuál es la clave para mantener buenas ventas?

Primero hay que tener buenos productos y no hay que olvidar la base. Está la marca y hay que seguir comunicándola. El diseño de productos debe seguir siendo relevante y no puede dormirse sobre sus laureles y pensar que la gente solo va a comprar por el nombre Audemars Piguet. Son relojes que tienen que gustar y buscamos el desafío con nosotros mismos. Y después la gestión de las relaciones. Siempre decimos que las celebridades son nuestros clientes. Nuestra estrategia no es enfocarnos en celebridades, sino que nuestros referentes sean los propios clientes. Enfocarse en los detalles como lo haces en una buena relación. Solo tenemos una producción de 40,000 relojes para todo el planeta. Si lo hacemos bien en estos dos factores, diseño de productos y gestión de relaciones, todo tiene que funcionar a priori.

El Jumbo de Antonio Seward
El Jumbo de Antonio Seward

En eso siempre es una ventaja tener Royal Oak como pieza tan icónica y versátil. ¿Cuál es el secreto de una masterpiece?

Esa versatilidad es importante. Un Royal Oak ultraplano u otro Royal Oak de oro con cuero va a ser completamente diferente que un Offshore de 44 mm y titanio y caucho, aunque tengan esa estética en común de los ocho costados. Hay íconos del diseño del mundo que no envejecen, que el diseño es tan trascendente e impactante, que se hacen interacciones diferentes y es tan bueno que es atemporal. Paradójicamente, en 2012 cuando lanzamos el Jumbo por el aniversario de los 40 años del Royal Oak, tuvimos todo un debate interno si hacíamos un reloj nuevo o no, pero es casi exactamente la réplica del reloj que lanzamos en 1972. La idea era no tocar algo que está tan bien hecho y es relevante a día de hoy con la búsqueda de diseños vintage de hace 30, 40, 50 años… Es una pieza muy del año 70 y sigue siendo relevante.

Y en ese cambio de estrategia, ¿veremos pronto una boutique AP en México?

Algún día (risas). Nos encantaría. Tenemos socios fuertes acá, step by step, estamos construyendo nuestra distribución propio en varios mercados del mundo. Estamos bien representados acá. Never say never. México merece una boutique Audemars Piguet, pero en su momento.

Los medios estamos preocupados porque AP anunció que abandonará SIHH. ¿Cómo vamos a conocer las nuevas creaciones?

No se preocupen, vamos a venir a ustedes. Somos uno de los fundadores del SIHH, ha sido una relación muy beneficiosa para AP y para SIHH. Pero estamos cambiando nuestro modelo de negocio. La relevancia de las ferias tal como son, no es más para nosotros. Seguimos reconociendo todos los esfuerzos de la FHH que ha hecho y sigue haciendo para fomentar la cultura relojera y queremos seguir apoyando. Vamos a estar presente en el próximo Watches & Wonders en Miami en febrero y con la prensa seguiremos en comunicación. Más One-to-One con los clientes y también directamente con los medios. Nos seguirán viendo, no vamos a desaparecer.

 

 

No Comments Yet

Comments are closed