fbpx

“Monopi” se esconde en TAG Heuer

Todos alguna vez hemos jugado Monpoly. Un juego que tiene como imagen un personaje con un pañuelo rojo en la cara y que arroja efectivo verde a través del tablero, pero que pocos saben que su nombre es “Monopi” quien eligió los modelos Formula 1 y Carrera de la casa TAG Heuer como su escondite.

Se trata de un par de piezas coloridas hechas por el artista urbano Alec Monopoly cuya firma está en el fondo de la caja en colores amarillo, azul y rojo. La primera es el modelo Formula 1 con un diámetro de 41 mm, bisel giratorio unidireccional con escala de 60 minutos, caja de acero con recubrimiento PVD negro y cristal de zafiro plano.

Por su parte el modelo Carrera se adorna con el logotipo de ALEC en el fondo zafiro, a través del cual se puede ver el movimiento de la casa TAG Heuer Calibre Heuer 01 dentro del reloj con una reserva de 50 horas. El cronógrafo es de 43mm con una caja de acero en forma de H, con bisel fijo de cerámica en escala taquimétrica en negro. Cristal zafiro arqueado con tratamiento antireflejante.

¿Cómo llegó Monopi?

Según TAG Heuer, una noche en su sede de Suiza, un mural hecho por Alec Monopoly cobró vida a través de “Monopi”, quien se adentró en las oficinas, el museo, laboratorio y la fábrica. En la mañana, cuando los empleados empezaron a llegar, el personaje se vio en la necesidad de buscar un lugar para esconderse.

“Monopi” vio que una mesa de trabajo había un reloj, lugar que eligió para sumergirse velozmente en el dial antes de que lo descubrieran. Desde luego no quería que lo atraparan.

Alec Monopoly trabaja con TAG Heuer desde 2016, a partir de entonces han hecho distintas colaboraciones e incluso hicieron una contribución para apoyar a los afectados por los sismos de septiembre de 2017, en el marco del Salón Internacional de Alta Relojería de México en ese año.

Ve también: “Mi obra celebra ahora, el éxito del dinero”: Alec Monopoly.

 

No Comments Yet

Comments are closed