fbpx

El nuevo fenómeno de Audemars Piguet llega a México

La nueva colección de la firma de Le Brassus aterriza en suelo azteca. Code 11.59 escribe un nuevo capítulo en la historia de la casa suiza, que lanza una línea totalmente inédita, “la más importante desde el Royal Oak”, dicen desde la maison. Code 11.59, que ha necesitado siete años para su gestación, incluye 13 referencias, incluidas cinco complicaciones y seis calibres de nueva generación con numerosas innovaciones técnicas. La pieza estrella es el primer cronógrafo integral in house de la casa.

Juan Carlos Suárez, director general de AP para Latinoamérica, señaló la importancia de esta línea. “Dentro de algunos años ustedes recordarán: yo estuve en el lanzamiento de Code 11.59”. La razón: es la colección totalmente nueva más importante de la casa lanzada desde el Royal Oak de 1972.

Juan Carlos Suárez y Karla Martínez de Salas

“Queremos mantener la marca con la credibilidad y las complicaciones que tenemos, con la línea femenina Millenary, el Royal Oak, el Royal Oak Offshore, pero nos faltaba el cuarto capítulo que es la línea clásica. Y tenía que ser un reloj que pudiera vivir en el mundo actual”, señaló para Tiempo de Relojes François-Henry Bennahmias, CEO de Audemars Piguet cuando vio Code 11.59 vio la luz por primera vez en Ginebra.

Y este nuevo capítulo abre una nueva página en América Latina. Ciudad de México fue el pasado 16 de mayo fue la le elegida para el lanzamiento en la región. El escenario del lanzamiento fue el piso 35 de la unos de los edificios más emblemáticos de esta urbe, Torre Punta Reforma. Allí, la firma recreó las formas de su caja, una fusión de caja redonda y octogonal gracias a una instalación que se convertía en una estructura que atravesaban los invitados para entrar al coctel. Una experiencia inmersiva de luces que evocaron los icónicos tonos utilizados en la campaña con las imágenes infrarrojas del Vallée de Joux, lugar de nacimiento de Audemars Piguet, del fotógrafo Zak Van Biljon.

Aline Bortoloti, Paula Rendón y Zaira Marino

Code 11.59 by Audemars Piguet tiene un significado muy especial, además de dejar ver el código genético de la manufactura, también es el acrónimo en inglés de Challenge, Own, Dare y Evolve. Una visión que quiere ampliar lo límites de una pieza de alta relojería y convertirse en un nuevo ícono de la firma, igual que el Royal Oak, el modelo más representativo de la firma.

La revelación de la colección fue precedida por la actuación de la compañía de danza Rêves, que representaron una coreografía de Priscila Hernández inspirada en el encuentro del presente y el futuro. Las referencias de la colección emergieron como unas nuevas gemas en unas vitrinas automatizadas. Posteriormente a la develación, los invitados disfrutaron de la playlist de Dj Miss Mara.

Con esta coreografía especial llegó a México una colección que comenzó a gestarse hace siete años y es el lanzamiento más importante de la firma desde que estrenó el Royal Oak diseñado por Gerald Genta en 1972.

Code 11.59 by Audemars Piguet consiste en desafíos humanos. Narra las apasionantes historias de unos relojeros comprometidos que se atrevieron a seguir sus propias convicciones, que unieron sus fuerzas y perseveraron, superando constantemente sus propios límites”, apunta Bennahmias.

No Comments Yet

Comments are closed