El primer cronógrafo de Grande Seconde

Una de principales complicaciones para los guardatiempos son los cronógrafos,  si bien es cierto que es común encontrarlos en algunas colecciones de alta relojería, siguen siendo un reto para los profesionales de este campo, que además deben de ofrecer un diseño atractivo y funcional.

Con estos precepto la firma Jaquet Droz presenta por primera vez in cronógrafo para la línea Grande Seconde, para ello la maison se propuso diseñar un calibre especial para el Grande Seconde Chronograph, el cual tiene un espiral de silicio que es insensible a los campos magnéticos y variaciones de temperatura.

 

Este movimiento recibe el nombre de Jaquet Droz 26M5R automático, que también tiene cuernos de palé, un barrilete simple, rueda de columna y un peso oscilante de oro rojo. Todos estos instrumentos hacen latir su maquinaria a 26,600 alt/h que dan una reserva de marcha de 40 horas.

El calibre se montó en 4 versiones de la nueva colección Grande Seconde Chronograph, la primera se colocó en una caja de 43 mm en oro rojo y consta de una edición de 88 ejemplares. La línea llama la atención a primera vista por su esfera en esmalte Grand Feu, con color marfil, que evoca directamente a los primeros relojes de bolsillo hechos por Pierre Jaquet-Droz.

La técnica de cocción Petit Feu se utilizó para formar la numeración arábiga y romana de los diales, donde se ubican sus manecillas de oro rosa para marcar las horas, minutos y fecha, mientras que la agujas del cronógrafo son de acero azulado. Para facilitar su lectura están realizados en esmalte Petit Feu azul.

Como detalle final, la fecha se indica con una manecilla en oro con punta roja y función retrógrada, un toque estético por el maestro de los autómatas. Este mecanismos permite preservar una proporción exacta sin que la aguja entre en contacto con la del eje central del segundero.

Para mantener el estilo de esta pieza y no deformar su estética, se colocó un solo pulsador, el cual sirve para realizar las funciones de inicio, parada y puesta a cero.

La colección.

Esta línea se completa con tres modelos más en una caja de acero de 43 mm. Si bien su calibre y características mecánicas son similares a la edición limitada, la variante de presenta el color de su esfera: plata arenada, azul y gris. Sus acabados se obtuvieron a través de un arenado en seco hecho a mano.

Presenta también la esfera descentrada, una composición ya presentada en otras colecciones ahora totalmente renovada. Las cuatro versiones tienen una masa oscilante, la cual se diseñó para admirar su movimiento manufactura ensamblado a mano desde la parte trasera de estas ediciones del Grande Seconde Chronograph.

No Comments Yet

Comments are closed