El Rolex resiliente de Steve McQueen

La historia rescata a un héroe que sobrevivió a las llamas. El Submariner que Steve McQueen le regaló a su doble de acción con dedicatoria incluida ha probado que la resistencia de la que presume Rolex sobrepasa los límites.

Este ejemplar por primera vez estará en el piso de remates. McQueen, conocido como “The King of Cool”, se lo dio a Loren Janes, quien lo sustituyó en escenas arriesgadas en 19 de sus películas. En el reverso tiene la dedicatoria To Loren, the best damn stuntman in the world. Steve.

 

Su historia trágica le da la pátina emocional que necesita un reloj para aumentar su valor en cualquier subasta. No solo es codiciado porque perteneció al actor, sino porque resistió al incendio que asoló Sand Canyon en las afueras de Los Ángeles en 2016.

Durante dos semanas, las llamas arrasaron miles de hectáreas y redujeron a cenizas 18 casas. En una de ellas vivían Janes y su esposa desde los años 90 y ahí atesoraban memorabilia de celebridades y películas. El Rolex Submariner se encontraba ahí. La familia lo buscó y lo halló bajo las cenizas.

Después fue adquirido por el coleccionista de recuerdos de Hollywood y corredor inmobiliario de Beverly Hills, Michael Eisenberg, quien consignó el reloj a Phillips para la subasta del próximo 25 de octubre en Nueva York. El estimado es de 300 mil a 600 mil dólares.

Se acompaña de una carta de Janes y Rolex confirmando que fue comprado por McQueen y revisado por la firma suiza.

Fuera de la pantalla, McQueen fue fotografiado a menudo usando este reloj, que adquirió en 1964 y se lo obsequió a Janes a finales de los años 70. También tenía otro de 1967, un Oyster Perpetual Ref. 5512, que fue subastado por Antiquorum en 2009 por 234 mil dólares.

Parte del dinero recaudado irá a parar a la familia sobreviviente de Janes (él murió en 2017) y a The Boys Republic, la organización benéfica que rehabilitó a McQueen cuando era joven.

No Comments Yet

Comments are closed