Rolex pisa el acelerador en Monterey Classic Car Week

Del 16 al 20 de agosto, la Península de Monterey, en California, se convirtió en un auténtico paraíso para los amantes del deporte motor al albergar la Monterey Classic Car Week, evento que encuentra sus raíces en las Pebble Beach Road Races y el Pebble Beach Concours d’Elegance, los cuales se han centrado, desde 1955, en el legado histórico de distintos automóviles, al tiempo que premian al mejor coche de estilo vintage.

Este año la celebración fue por partida doble, ya que también se conmemoraron 60 años del Mazda Raceway Laguna Seca, competencia que atestiguó varias páginas doradas en la historia de las carreras del continente. Es así como durante cuatro días los aficionados disfrutaron de carreras clásicas, concursos de elegancia, tours y apuestas. A esta reunión no podían faltar íconos de la velocidad como el tres veces ganador del Campeonato Fórmula 1, Sir Jackie Stewart, y el 29 veces ganador de las 24 Horas de Le Mans, Tom Kristensen, ambos Testimoniales de Rolex. Kristensen brindó la magnífica oportunidad al público de escuchar sus experiencias profesionales en una conferencia exclusiva.

Pebble Beach Tour d’Elegance Presented by Rolex

El primer evento de la semana arrancó el jueves 17 de agosto con el Pebble Beach Tour d’Elegance presentado por Rolex. Más de 175 autos excepcionales desfilaron en Portola Road para tomar parte del prestigioso tour, introducido en 1998 y auspiciado por Rolex desde 2007. La ruta volvió a su trazado original, pues visitó tramos de la histórica 17-Mile Drive, bordeada de pinos californianos y cipreses, para luego hacer una pausa para almorzar en el restaurante gourmet Ocean Avenue, ubicado en el encantador poblado de Carmel-by-the-Sea.

The Quail, una reunión excepcional de automóviles

Rolex se convirtió en 2005 en el Reloj Oficial de The Quail, una de las mayores reuniones de autos clásicos en el mundo, la cual se llevó a cabo el viernes 18. Con el Quail Lodge & Golf Club como marco, el auto 1964 ATS 2500 GTS recibió el premio ‘Rolex Best of Show’. El dueño del bólido, Bruce Milner, dijo: “estoy encantado de haber ganado en The Quail. El auto no se había mostrado por 16 años, desde que ganó en el Pebble Beach Concours d’Elegance, así que este galardón fue totalmente inesperado. Me siento muy afortunado de ganar un Rolex; mi esposa piensa que irá a parar a sus manos, pero ¡no estaría tan seguro!”.


Cabe destacar que The Quail se encargó de reunir a los mejores autos con lo más selecto de la alta cocina. Al respecto, Sir Jackie Stewart declaró: “The Quail es muy especial. Es una cosa íntima, tiene estilo y aglomera una colección de autos más diversa incluso que la de Pebble Beach. Cada año veo autos que no había visto antes, y eso, en un espacio relajado y seguro, te permite admirar con calma, disfrutar de estas construcciones”.

Rolex Monterey Motorsports Reunion y Mazda Raceway Laguna Seca

Los entusiastas del deporte motor pudieron disfrutar el domingo 20 de agosto por la mañana de la Rolex Monterey Motorsports Reunion, donde se celebró una recreación del Mazda Raceway Laguna Seca, carrera que este 2017 cumplió su 60 aniversario. Este año se dieron cita vehículos de diversas épocas, entre los que destacaron aquellos que rindieron tributo a la estética de la competición Diamond Jubilee of Formula Junior, así como los que celebraron 70 años de Ferrari.
El ganador de la competición, quien se hizo con un Rolex Oyster Perpetual Cosmograph Daytona y una copa conmemorativa, fue el auto #62, un Ginetta G4 1967, conducido por Lee Talbot.

Pebble Beach Concours d’Elegance

El mismo domingo, pero por la tarde, se celebró el concurso de elegancia, máximo evento de la semana. La firma es el Reloj Oficial de este evento desde 1997, que califica la estética de los autos más que su velocidad. Para hacerse acreedor del premio se consideran aspectos como la importancia histórica del auto, sus méritos técnicos y estilo. El ganador de este año fue el 1929 Mercedes-Benz S Barker Tourer, que cautivó tanto a espectadores como jueces.


Bruce R. McCaw, dueño de este coche único, recibió como recompensa a su trabajo el Rolex Oyster Perpetual Datejust 41. Al respecto, McCaw declaró: “No sé cómo describir esto con palabras. Es el pináculo de todos los concursos, he conocido mucha gente que lo ha ganado, pero nunca pensé que me convertiría en uno de ellos. Aquí realmente ves lo mejor de lo mejor, así que cuando llegué a Pebble Beach no sabía siquiera si podría competir. Esta pieza de Rolex se convertirá en mi tesoro particular. Soy muy afortunado de poseer un par más de sus creaciones, pero este siempre será el más especial por la forma en que lo obtuve”.

 

 

 

No Comments Yet

Comments are closed