SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra

Ver galería
9 Fotos
SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
MB&F: Locura mecánica

Legacy Machine Perpetual

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
HYT: Revolución líquida

HYT H2 Tradition

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
H. Moser & Cie.: Pureza radical

Endeavour Perpetual Calendar Concept

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
Urwerk: La pasión sobre la razón

EMC Pistol

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
Hautlence: Inspiración arquitectónica

Hautlence Vortex HLR2.2

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
Laurent Ferrier: La divina proporción

Galet Micro-Rotor

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
Chrostophe Claret: Complicaciones lúdicas

Christophe Claret Adagio SLB88

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
Voutilainen: Independiente extremo

Voutilainen GMT 6

SIHH 2016: Nueve inconformistas se instalan en Ginebra
De Bethune: Evolución continua

De Bethune DB27 Polo Edition.

El Salón Internacional de Alta Relojería de Ginebra 2016 (SIHH 2016) abre sus puertas a nueve firmas relojeras irreverentes que se instalarán en  Watchmaker´s Square. Es la principal novedad de este año en la feria relojera que muestra las novedades e innovaciones de las casas relojeras del Grupo Richemont.

Gracias a esta iniciativa, MB & F, De Bethune, Laurent Ferrier, H. Moser & Cie, Hautlance, Urwerk, Christophe Claret, HYT, Voutilainen, todas marcas independientes y con un ADN muy peculiar, mostrarán al mundo que sus apuestas técnicas y estéticas han logrado hacerse un hueco en el Olimpo relojero.

En este espacio particular, estos iconoclastas del tiempo enseñan los estilos más diversos, desde el futurismo disidente al clasicismo discreto. Pero todos con un mismo fin: agitar el estatus quo de la relojería pero con un respeto superlativo por la tradición relojera. Estas nueve firmas demuestran que nadar contra corriente es una declaración de principios con buenos resultados. Estos son los convidados con convicciones que aportan al mundo de la relojería la dosis necesaria de creatividad y ejecución, la fórmula necesaria para la innovación.

MB&F. Locura mecánica

El enfant terrible de la alta relojería fue tachado de loco cuando puso en marcha su proyecto relojero. Han pasado 10 años y el tiempo ha probado que sus ideas peregrinas tienen forma, fondo y muchos adeptos. Y por supuesto, el reconocimiento de la industria relojera. Su empresa MB&F es un concepto sin precedentes en este universo selecto. Sus máquinas horarias innovadoras no conocen límites ni censura. Adoptan forma de cohete, araña, nave espacial, carrocerías… La exploración no tiene límites. Y cada nuevo desarrollo es la excusa perfecta para seguir rompiendo reglas y agitando el status quo relojero. Pero con convicción y argumentos.

Como dice Büsser, quiere mantener en sus relojes el alma de niño que no limita la creatividad y que convierte cada lanzamiento en una pieza lúdica. El equipo del que se rodea (los Friends) dan forma y fondo a los relojes futuristas que surgen de la imaginación del prestidigitador de las horas. Uno de sus aciertos es Legacy Machine, un reloj donde el volante se muestra bajo un cristal abovedado, en una reinterpretación de la relojería clásica pero sostenida en sus principios. Otro de sus modelos, el HM6 surge de la memoria infantil de Büsser, en concreto de unas caricaturas japonesas: Capitaine Flam, que tenía una nave espacial llamada Comet, que eran dos esferas unidas por un tubo de conexión. Con esto en la cabeza, combinó dos naves de este porte y plantó la semilla del HM6 Space Pirate. El HM6 se inspira en el biomorfismo y aporta líneas curvas orgánicas. Además incluye un tourbillon volante, 475 componentes e indicadores semiesféricos de aluminio. A finales de 2015 también lanzó junto al relojero independiente Stephen McDonnel Legacy Machine Perpetual, según la firma el calendario perpetuo más exacto del mercado. De esta manera, el movimiento ha sido diseñado para evitar cualquier incidencia en su uso: las fechas ya no saltan, el mecanismo no se obstruye y los pulsadores de ajuste se desactivan automáticamente cuando cambia el calendario.

LM_Perpetual_Face_PT_Hres_CMYK
Legacy Machine Perpetual

De Bethune. Evolución continúa

David Zanetta y Denis Flageollet son el tándem que sostiene y alimenta el ADN de De Bethune. El primero, italiano sofisticado y amante de la belleza, y el segundo, un relojero francés con talento apasionado de la relojería clásica. Los relojes De Bethune resultan en un equilibrio perfecto de moderación y sencillez aderezado de nuevos conceptos contemporáneos. Sus guardatiempos son una muestra de inclusión de nuevos materiales y un nuevo concepto de simbiosis entre la caja el calibre. Esta firma independiente con una década de vida ha conseguido posicionar a la firma entre los elegidos. Ganó la Aiguille d´Or en el Grand Prix d´Horlogerie de Genéve con su reloj DB28 en 2011, una pieza que marca la pauta genética de sus desarrollos horarios. En este reloj, las fases de la luna se leen gracias a una esfera de platino y acero azulado que gira sobre su eje, con una precisión de un día cada 122 años. El último lanzamiento de la firma ha sido DB27 Polo Edition. Con este modelo y gracias a la caja equipada con una cubierta externa ultra-resistente o ‘casco’, junto con aberturas perfectamente integradas y protegidas, la lectura de la hora es ahora posible sin sufrir daños mientras se juega al polo. En todos sus relojes destacan las cajas con líneas depuradas, originales y extremadamente bellas. En pocos años han sido capaces de crear una base relojera que está inspirada en el pasado, aún siendo resueltamente innovadora. De Bethune acumula patentes y formas diferentes de mostrar la relojería tradicional más ortodoxa.

De-Bethune_DB27_Polo_edition
De Bethune DB27 Polo Edition

Laurent Ferrier. La divina proporción

Laurent Ferrier procede de una estirpe relojera. Es hijo y nieto de relojeros. Creció con la pasión y el respeto a la relojería clásica. Él se define como “creativamente clásico” y “orgullosamente independiente”. Sus señas de identidad se cimentan en el savoir faire relojero y la obsesión por los detalles. No tiene inconveniente en adoptar las innovaciones pero siempre respetando el legado centenario. La firma nació en 2010 y ese mismo año ganó en la categoría de Mejor Reloj de Hombre en el Grand Prix d´Horlogerie de Genève. Su línea Galet es ya un clásico que se declina cada año con éxito total. Triunfa la elegancia atemporal de su diseño pero con un interior impecable con movimientos que incorporaran materiales de última generación y una construcción innovadora. La obsesión de Laurent Ferrier es el equilibrio perfecto entre las proporciones de la caja y el movimiento. Uno de sus logros es el calibre automático FBN 229.01, con un micro-rotor unidireccional equipado con un trinquete y tres días de reserva de marcha. Es el tercer movimiento hecho totalmente in house.

Galet Micro-Rotor es la última propuesta del relojero, una edición limitada ultraplana de platino de solo 18 piezas. El reloj es un “motor” de alto rendimiento, encerrado en una carrocería preciosa que exalta su elegancia. Dentro de esta caja de platino anida una mezcla concentrada de innovaciones relojeras desarrolladas, acabadas y montadas en Laurent Ferrier. Este calibre de cuerda automática con un micro–rotor descentrado deriva de un desarrollo exclusivo inspirado en el escape de Abraham-Louis Breguet. El resultado muestra el acierto de combinar esta herencia relojera con una construcción moderna con materiales de última generación.

Laurent-Ferrier-post1
Galet Micro-Rotor

H. Moser & Cie. Pureza radical

La firma de Schaffhausen ha demostrado que lo simple es muy complicado. Su esencia es la devoción por el minimalismo y la pureza extrema. Con maestría, esta casa relojera con una década a cuestas, ha conseguido alojar en sus cajas movimientos complicados que se resuelven con una estética diáfana y sencilla en la forma de mostrar las funciones en la esfera. Es defensor acérrimo de la relojería clásica. Y no queda duda. De todos es conocida su particular cruzada con el smartwatch, que rebate a base de argumentos mecánicos y guiños irónicos en algunos lanzamientos, específicamente en el reciente Swiss Alp Watch.

Su clasicismo contemporáneo es el fruto de la reinterpretación que hace del pasado para dotar a sus máquinas de una modernidad contundente. Al mando de Edouard Meylan, H. Moser & Cie es una manufactura que ha inventado un módulo de escape intercambiable y produce sus propios órganos reguladores y muelles de volante. Sus mandamientos huyen de los aspavientos estéticos. Su mantra es la discreción, la belleza y la poesía. En 2015 celebraron 10 de vida con un modelo que resucitaba el primer reloj que presentaron en sociedad, el Endeavour Perpetual Calendar, un calendario perpetuo revolucionario: los índices indicaban las horas y los meses, utilizando una pequeña aguja central con forma de flecha. Una ventanilla de fecha en las 3 h y un indicador de reserva de marcha en las 9 h completaban la pieza y la convertían en el reloj más legible y de ajuste más sencillo del mercado. En 2015, Endeavour Perpetual Calendar Concept dio un paso adelante en forma de presentar su calendario perpetuo.

H-Moser-&-cie-post2
Endeavour Perpetual Calendar Concept

Hautlence. Inspiración arquitectónica

La firma de Neuchâtel se inspira en la riqueza arquitectónica para concebir sus relojes. Un punto de partida que ayuda a los relojeros a imaginar nuevas formas de visualización de la hora. Los códigos de la marca se repiten en sus lanzamientos: lectura multinivel, geometría inconformista que juega con las cajas transparentes y fusión de mecánica y estética. Como todas las firmas independientes y revolucionarias, ha sabido cambiar las reglas pero respetando la tradición. Así sus piezas siempre son apuestas potentes, vanguardistas y llamativas. El modelo Vortex es uno de sus últimos relojes. Un modelo que reúne 3 patentes en una caja inspirada en los cánones de la arquitectura contemporánea y cuyo aspecto se transforma cada hora, gracias a la jaula del órgano regulador, que realiza una rotación de 60 grados cada 60 minutos. La caja está inspirada en la arquitectura posmoderna y el movimiento deconstructivista. Guillaume Tetu, fundador de la firma, dice que pidió a los diseñadores que tomaran nota de edificios como el Bank of China Toer en Hong Kong o la Freedom Tower de Nueva York.

Hautlence-Vortex-HLR2.2_Main
Hautlence Vortex HLR2.2

Voutilainen. Independiente extremo

Es la paradoja de los independientes. Porque su rebeldía nace de su pleitesía total a la vuelta de los fundamentos relojeros. Kari Voutilainen es el alma y cuerpo de esta firma. Un finlandés que se trasladó al Valle del Jura para aprender de primera mano todo acerca de la relojería con mayúsculas. Así sembró la semilla de su proyecto, que más que relojero es vital. Voutilainen se conoce como “la manufactura de un solo hombre” y es que el fundador de la firma ha establecido un sistema integrado de mini-manufactura lo suficientemente grande para una capacidad de producción intencionalmente limitada a unos 50 relojes al año. Voutilainen quiere estar en todo el proceso y a veces, incluso, decora él mismo los relojes (le encanta hacer sus propios patrones de Côtes de Genève). En 2015, GMT 6 fue la apuesta. Con un movimiento exclusivo realizado in house, se inspiró en el Vingt-8, pero con nuevo calibre. Así, el mecanismo del GMT se integra en el interior del movimiento. La hora GMT se lee desde el disco situado a las 6 h en el interior de la indicación del segundero pequeño. El disco GMT gira una vuelta cada 24 horas, y para que sea más visible, hay secciones de día/noche que han sido grabadas en distintos patrones de guilloché a mano. El disco GMT se puede ajustar pulsando la corona hacia abajo: una pulsación avanza el disco una hora. La esfera está hecha de plata maciza. Ganó el GPHG 2015 en la categoría de Mejor Reloj de Hombre.

Voutilainen GrandPrix-post9
Voutilainen GMT 6

Christophe Claret. Complicaciones lúdicas

Antes de fundar su propia firma, elucubró para otros destacadas innovaciones relojeras entre 1990 y 2000. Entre ellas, el uso del zafiro en el movimiento, el tourbillon orbital y el movimiento 100% de titanio. Presentó su marca en plena crisis global, entre 2009 y 2010. Su genio relojero y su experiencia animan un espíritu innovador. Claret tenía claro que quería crear relojes que no existieran en el mercado. De su afán lúdico y romántico nacieron dos relojes icónicos. Margot, en clave femenina, con una complicación inédita o Pocker y Blackjack. En Poker incluye 52 cartas dentro del reloj con 100,000 combinaciones posibles aleatorias. Este año, Aventicum, que coloca en el centro una escultura en miniatura de oro de Marco Aurelio que aparece sobredimensionada gracias a la invención de la firma del mirascope. También destacó Christophe Claret Adagio SLB88, un reloj de cuerda manual con 455 componentes y 46 rubíes. Tiene la platina principal y puentes rodiados color antracita, engranajes de rodio y puente de zafiro con chatones de oro. Tiene función de GMT con indicación día y noche a las 2 horas y repetidor minutos con timbres catedral que suenan cuando se indica. Solo hay 8 piezas.

christopheclaret_adagio_slb88.113-813-watch-face-view
Christophe Claret Adagio SLB88

Urwerk. La pasión sobre la razón

Es uno de los primeros pioneros que pusieron en jaque los cánones establecidos de la relojería ortodoxa. Nació en 1997 con una decidida tozudez por aportar algo inédito. Su máxima es la fiabilidad y precisión y para ello han investigado y alcanzado logros técnicos reseñables: el sensor óptico del modelo EMC, sus tableros de control y su aportación al tiempo de satélite, un híbrido de análogo y digital. Sus diseños incluyen agujas retrógradas, cubos rotatorios… El rigor relojero de Felix Baumgartner se complementa a la perfección con el universo artístico de vanguardia de Martin Frei. El Urwerk prevalece la pasión sobre la razón. Urwerk apareció para romper con la convencional esfera redonda con agujas centrales proponiendo indicaciones innovadoras de las horas y los minutos con satélites rotatorios. El espíritu antisistema del que hace gala Urwerk volvió a asomarse en su último lanzamiento. EMC Pistol es una declinación del reloj EMC (Electro Mechanical Control), presentado en 2014. Un reloj mecánico que permite comprobar la frecuencia del movimiento de forma electrónica, solo apretando el pulsador.  Hay que recordar que Urwerk’s EMC ganó las categorías de Mecanismo extraordinario e Innovación en el GPHG 2014. También obtuvo Felix Baumgartner el reconocimiento como Relojero del año en Hong Kong.  Hoy, EMC Pistol muestra una caja grabada con un intrincado dibujo típico de la decoración de armas y una correa con un trabajo artesanal excepcional .

Urwerk EMC_Pistol_packshot
Urwerk EMC Pistol

HYT. Revolución líquida

Vincent Perriard, CEO de HYT, es un reverendo de las horas líquidas. Un pastor de culto relojero por una fiebre hidromecánica que propaga por el mundo y que representa un modo totalmente distinto de contar el tiempo. Desde que inició su andadura en 2010, ha evolucionado sus guardatiempos. El primero de ellos fue presentado en 2012 en Baselworld. Ahora la manufactura indaga en un sistema más preciso y estable a los cambios de temperatura o en una interfaz más probada entre la parte mecánica y húmeda de los relojes. Todo el instrumental que dominan los artesanos y relojeros se ha creado a la medida de una necesidad industrial que no existía. El llenado de los capilares, que antes se hacía manual y uno a uno, como el resto del ensamblado, ahora se realiza en nuevas máquinas. El sistema, básicamente, funciona así: dos depósitos flexibles unidos por un tubo capilar definen el concepto HYT. Uno de ellos contiene un líquido de color; el otro, uno transparente. Los mantiene separados la fuerza de repulsión de las moléculas en cada fluido. Las horas se indican con el líquido de color liberado desde un depósito flexible comprimido por un pistón. Estos depósitos, o fuelles, se encuentran situados a las 6 h y están hechos de una aleación flexible. El líquido de color circula a través del capilar empujando al transparente hacia su propio depósito para luego, al llegar al final, invertir el movimiento y regresar a su posición original en un movimiento llamado retrógrado. A medida que transcurren las horas, lo hace el líquido de color.

El secreto de tal prodigio son los dos fuelles fabricados en una aleación altamente resistente, flexible, cada uno impulsado por un pistón. Y aquí es donde entra en juego la alta relojería tradicional para dar vida a todo el sistema. Un mecanismo nacido de la locura impensable que se hizo realidad con el modelo H1, concebido y desarrollado por la compañía Chronode. Más tarde, Renaud Papi se uniría a la creación del H2 y H3 y sus característicos fuelles en V.  Su más reciente locura es HYT H2 Tradition, un reloj que fusiona tradición relojera y futurismo. Instalado en la cima de sus logros técnicos, se permite el lujo de contemplar los últimos tres siglos de alta relojería para incorporarlos a su visión de ciencia ficción. El lado tradicional se expresa en la decoración guilloché de la platina principal con forma ovalada y sus agujas azules. (Por Yolanda Ruiz)

HYT-H2-Tradition
HYT H2 Tradition

 

Texto: Yolanda Ruiz

No Comments Yet

Comments are closed