SIHH 2017: El nuevo bólido de Parmigiani se llama Bugatti Aérolithe Performance

Existe un dicho libanés que reza: “Se necesita una mente poco usual para analizar lo que es usual”. Este principio puede ser aplicado a la historia de un muchacho llamado Jean, quien alrededor de 1930, se atrevió a reinventar lo que parecía perfecto. Hijo de Ettore Bugatti (empresario italiano fundador de la firma automovilística Bugatti), Jean dedicó una parte de su juventud a diseñar diversos autos a escondidas de su padre, entre los cuales destacó el modelo llamado Aérolithe, cuya principal característica era su diseño: la unión de dos piezas a través de una ingeniosa espinal dorsal remachada. Sin embargo, se fabricó en magnesio, material inflamable que impedía el trabajo de soldadura. Poco después de su presentación en 1935, el auto hizo honor a su nombre y desapareció tan rápido como apareció.

Parmigiani11A pesar de que podría parecer una invención fallida, las aportaciones mecánicas y de diseño realizadas por Jean Bugatti han nutrido el imaginario de diversos mundos, entre ellos el de la relojería. Y Parmigiani Fleurier es la firma encargada de rescatar estos saberes en el Bugatti Aérolithe Performance.

La primera característica de esta pieza es su caja hecha totalmente de titanio, metal que se encuentra en la mayoría de los cuerpos celestes que atraviesan la atmósfera terrestre. Para lograr su perfecta cohesión, se recurrió al láser en puntos donde el mecanizado convencional habría fallado. Debajo de la corona y los pulsadores, el anillo intermedio muestra un motivo de “punta diamante invertida”, imposible de realizar con las técnicas habituales.
La esfera de dos partes permanece en la parte inclinada del bisel, donde hallamos indicaciones que hacen referencia a las prestaciones de los autos Bugatti actuales.

2Los contadores a las 3 y 9 horas poseen ángulos vivos y acabados satinados circulares, mientras que la filiación con el universo de la velocidad se hace evidente con la presencia de un taquímetro doble con indicaciones de km/h en rojo y mph en azul: un recordatorio de los colores de la casa automotriz. La continuidad del taquímetro se realiza sobre 30 minutos, de forma que se puede calcular la velocidad de un paseo para una distancia de 1 kilómetro, al multiplicar por dos la cifra que señale la aguja bicolor.

1Agujas de horas y minutos con forma Delta, número “1” en rojo dentro del calendario, aguja doble a las 9 h, asas que acentúan el efecto de espina dorsal en el diseño, correa inspirada en los asientos Bugatti y hebilla desplegable texturizada, son otras de las características de esta pieza, impulsada por el movimiento PF335 con cronógrafo ratrapante, diseñado y desarrollado in house.

No Comments Yet

Comments are closed