SIHH 2017: El nuevo milagro astronómico de Vacheron Constantin

Vacheron Constantin se puede dar el lujo de caminar durante mucho tiempo en las huellas de la Referencia 57260, el reloj más complicado del mundo (57 funciones) que presentó en 2015 con motivo de su 260 aniversario.

Desde entonces, la manufactura advirtió que aquel tour de force de ocho años no sólo le había servido para satisfacer los deseos de un coleccionista a todas luces exigente y de paso demostrar su poderío, sino que gracias al 57260 también había generado una reserva de conocimiento que le serviría para futuras piezas.

Es el caso de Les Cabinotiers Celestia Astronomical Grand Complication 3600, una de las novedades que la casa dará a conocer en el Salón Internacional de la Alta Relojería (SIHH) de Ginebra, que comienza este lunes 16 de enero.

En resumen, este guardatiempo —ejemplar único— tiene 23 complicaciones mayormente astronómicas distribuidas en el frente y el reverso de la caja, que permiten leer el tiempo civil, solar y sideral, cada uno impulsado por su propio tren de engranajes, lo que ha exigido plantear una arquitectura inédita para su mecanismo, el calibre 3600 de cuerda manual.

¿Fue complicado hacerlo? Sin duda. La marca asegura que su desarrollo requirió cinco años y la dedicación total de un maestro relojero. Sin embargo, no sólo lo consiguió, sino que el movimiento integrado de 514 componentes mide apenas 8.7 milímetros de grosor. Esto con todo y los seis barriletes que ofrecen una reserva de marcha de tres semanas.

01
El calibre 3600 de cuerda manual mide apenas 8.7 milímetros de grosor, pese a que tiene más de 500 componentes.

12Como la firma de relojería suiza más antigua con actividad interrumpida —desde 1755—, la experiencia de Vacheron Constantin en complicaciones astronómicas se remonta a finales del siglo XIX, cuando producía relojes de bolsillo con calendario perpetuo, fases de la luna y tiempo sideral, o con ecuación del tiempo en 1914.

Modelos más recientes como el Tour d l’Ìle de 2005, con 16 complicaciones, o la propia Referencia 57260, del que sólo existe una pieza, han alimentado esa tradición con funciones novedosas. El segundo, por ejemplo, incluye calendario perpetuo hebreo, algo que jamás se había hecho ni en la relojería monumental, además de calendario gregoriano y financiero, otra primicia en la industria.

En la esfera frontal del Celestia Astronomical Grand Complication 3600 se despliega el tiempo civil de la manera tradicional, con dos agujas. El tiempo civil o estándar, es la medida reconocida universalmente, que divide al año en 365.25 días, cada día en 24 horas y cada hora en 60 minutos.

02También en el frente se puede consultar el tiempo solar verdadero, que está basado en la trayectoria visible del Sol en el curso de un día y se expresa a través del ángulo horario medido en un lugar y hora determinados. Según el día, la diferencia entre el tiempo solar y el estándar varía de +14 a -16 minutos, y los dos coinciden sólo cuatro veces al año.

“Esta discrepancia se debe”, explica la marca, “al hecho de que la órbita de la Tierra es elíptica y no redonda, a que el Sol no está en el centro de esta elipsis, a que la Tierra no sigue su órbita a una velocidad constante y, finalmente a que el eje de rotación de la Tierra está inclinado en relación con el plano de su órbita”.

En la esfera del reverso se puede consultar el tiempo sideral, que hay que explicar de forma breve. Un día sideral corresponde a una rotación completa de la carátula celeste. O sea, es el tiempo que dista entre dos pasajes consecutivos de una estrella, que no sea el Sol, por el meridiano de un lugar. Un día sideral tiene 23 horas, 56 minutos y 4.1 segundos, y es más exacto que el día solar; por eso se usa en cálculos astronómicos y de determinación coordinada del tiempo.

04En el Celestia Astronomical Grand Complication 3600, el tiempo sideral se indica mediante dos discos de zafiro superpuestos. El inferior tiene la minutería, los cuatro puntos cardinales y la decoración del domo celestial. En el superior se pueden ver las constelaciones, las proyecciones ecuatoriales (línea blanca) y las eclípticas (línea roja); estás últimas representan la trayectoria anual del Sol vista desde la Tierra. Por este sistema, Vacheron Constantin ha presentado una solicitud de patente.

“Esta proyección [conforme cónica] de Lambert es un verdadero mapa científico que corresponde a las constelaciones del Hemisferio Norte”, según la marca.

Para medir y mostrar la diferencia entre el tiempo civil y el solar, el reloj está equipado con una ecuación de tiempo continua, poco común en los relojes de pulsera, de acuerdo con Vacheron Constantin. Esta función se indica en el frente con una aguja central de oro rosa con la punta adornada con un sol recortado.

06
Tiene una ecuación del tiempo continua que permite la lectura inmediata del tiempo civil y el tiempo solar, este último mediante la aguja de oro rosa.

Por lo general, la ecuación del tiempo se lee mediante una manecilla que se mueve a través de un sector auxiliar con una escala que va de +14 a -16 minutos y hay que hacer algunos cálculos para saber el tiempo solar. La ecuación del tiempo continua de este guardatiempo es mucho más compleja de crear y permite la lectura inmediata del tiempo civil y el solar.

Tan sorprendente como suena —y aún tenemos que verlo en vivo en el SIHH para darle su justa dimensión—, Vacheron afirma que ha ajustado la ecuación del tiempo continua a un tren de engranajes “tropical”, es decir, que simula el año trópico o tropical, es decir, el tiempo que le toma a la Tierra dar un giro completo alrededor del Sol: 365.2421898 días.

Pero aún no acabamos, por supuesto. Recuerden que son 23 complicaciones. En el anverso, a las 11 horas, hay un indicador de las mareas compuesto por un indicador del nivel de las mismas y una representación 3D de la alineación Tierra-Luna-Sol.

09
El indicador de mareas del nuevo reloj de Vacheron Constantin.

Además está el calendario perpetuo con fase lunar precisa, la cual sólo se ajusta un día cada 122 años. La marca ha usado dos discos superpuestos con una imagen real de la Luna llena grabada con láser. Tiene, también, indicador día/noche, edad de la Luna, hora de amanecer y atardecer, duración del día y de la noche en la posición de las 6, y signos zodiacales, estaciones, solsticios y equinoccios en un semicírculo a las 4.

Volvamos ahora al reverso, donde el mapa celeste está rodeado de un bisel interno antracita con los meses y un indicador de reserva de marcha. El tourbillon se asoma en la posición de las 6 horas.

10Para asegurar la impresionante reserva de marcha de tres semanas en un reloj con tantas funciones, su mecanismo, el calibre 3600 de cuerda manual, tiene tres pares de barriletes cuyos muelles están hechas de una aleación Bioflex resistente y dúctil. Como se decía al principio, hay que destacar que el  movimiento, con un total de 514 componentes (64 rubíes), mide sólo 8.7 milímetros de grosor. Por su parte, la caja de oro blanco mide 45 milímetros de diámetro y 13.6 de espesor.

Por si fuera poco, cuenta con la certificación del Sello de Ginebra y, como ocurre con la colección Les Cabinotier de Vacheron Constantin, que rinde homenaje a los artesanos relojeros del siglo XVIII que creaban piezas exclusivas para sus clientes en todo el mundo, es un ejemplar único.

07
Indica signos zodiacales, estaciones, solsticios y equinoccios.
11
También se puede consultar hora de amanecer y de atardecer.

FUNCIONES DEL CELESTIA ASTRONOMICAL GRAND COMPLICATION 3600

FRENTE:

  • Horas
  • Minutos
  • Calendario perpetuo
  • Día/Noche
  • Fase Lunar precisa
  • Edad de la Luna
  • Ecuación del tiempo continúa
  • Amanecer y atardecer
  • Duración del día y de la noche
  • Estaciones
  • Solsticios
  • Equinoccios
  • Signos zodiacales
  • Indicador de mareas
  • Conjunción, oposición y cuadratura Sol-Tierra-Luna

REVERSO:

  • Mapa celeste del Hemifesrio Norte con indicación de la Vía Láctea
  • Ecuador eclíptico y celestial
  • Horas y minutos del tiempo sideral
  • Tourbillon
  • Indicador de reserva de marcha
No Comments Yet

Comments are closed