fbpx

 “Tan puro, que no envejece”

Después de colaborar con dos casas amigas, ahora Porsche Design Timepieces emprende el vuelo de manera independiente de la mano de su General Manager, Gerhard Novak, quien ve a México como un mercado importante para la firma, razón por la que quieren afianzar su presencia en el país, a la par de consolidarse en el mundo de la alta relojería.

Porsche Design Timepieces decidió recuperar la marca y comenzó nueva etapa en Baselworld 2016 por primera vez. Después de trabajar con IWC o Eterna desde hace más de cuarenta años, ¿por qué se tomó esta decisión?

Como sabes, la base de nuestra marca fue un estudio de diseño que fue fundado por el Sr. Ferdinand Alexander Porsche en 1972. La principal tarea fue crear productos, diseñarlos, desarrollarlos y producirlos, pero el marketing y las ventas no eran nuestro objetivo principal. Por eso, históricamente desde hace cuarenta años hemos trabajo con socios como IWC y Eterna, como mencionas. El negocio se está desarrollando y los relojes son nuestra base. Es una industria muy competitiva, por lo cual decidimos tomarnos las cosas más en serio y hacer las cosas completamente por nuestra cuenta.

Un 1919 Globetimer en caja de titanio acompaña a Gerhard Novak.

¿Porsche Design Studio sigue en Austria y Porsche Timepieces en Suiza?

Así es. En la división de relojes, somos en total poco más de 20 personas. Es una pequeña manufactura pero va de acuerdo con la estrategia que tenemos. Y actuamos de la misma forma que en los coches deportivos de lujo. Como dijo Ferdinand Porsche, “no queremos vender todos los coches posibles, sino los mejores coches posibles”. Transferimos esta manera de pensar hacia los relojes.

Porsche Design es un gran universo de moda, lentes, plumas,… pero cuando tienes el coche más icónico con el mismo nombre, ¿es algo que ayuda a los relojes, o es un problema porque tienes que explicar que hacen relojes tras el icónico auto?

Por un lado, claro que ayuda que Porsche sea parte del nombre de la marca, pero por otro lado, todavía hay mucho que hacer para explicarle a los clientes que no somos los diseñadores de los coches, que es un marca independiente. Ahora hace casi 50 años que salió el primer cronógrafo, el primer producto que lanzamos, y aún así hay retos para explicarle a los clientes. La oportunidad más grande y por la cual empezamos a hacer cosas por nuestra cuenta es que ahora tenemos una transición hacia la tecnología, el diseño y los materiales correctos del coche que podemos llevar al reloj, pero sólo cuando tiene sentido hacerlo. Mientras más desarrollamos esto, mayor es la cantidad de clientes que nos siguen, especialmente los clientes de los autos Porsche, que son los primeros pero no son nuestro objetivo principal. Todos consideran que el reloj es un verdadero producto, una verdadera operación.

Chronograph 911 Speedster se nutre de un calibre In house Werk 01.200 Flyback certificado COSC.

La clientela de Porsche siempre será un buen cliente.

Es cierto que en algunos mercados nos hemos dado cuenta que 8 de cada 10 clientes nuestros tienen un Porsche, pero también hay otros que manejan autos de otras marcas. Dice Porsche en la esfera y tiene mucha tecnología por dentro, pero es lógico también que estos otros clientes se sientan atraídos por nuestros productos.

En esta cercanía con la filosofía de los autos, ¿cuáles son las ideas más importantes detrás del diseño de la marca?

Nuestra filosofía de diseño está en la frase que el señor Porsche dijo en 1972: “Si piensas en la función del objeto, su forma se vuelve obvia”. Esto es lo que él hizo, creó el Porsche 911 en 1963 y luego 9 años después, en 1972 empezó con el otro negocio en el que transfirió su manera de pensar al crear productos del mundo automotriz hacia todos los productos fuera de este ámbito. Hoy en día, seguimos manteniendo esta idea.

La funcionalidad es la base más clara.

Es correcto. Pensamos que la funcionalidad y el diseño deben estar en el mismo nivel, no decimos que el diseño sigue a la función, deben de estar en el mismo nivel, son iguales. Puede que eso sea algo único, lo que quiere decir que a veces no lo decimos o lo llamamos “el menor diseño posible”. El señor Porsche siempre decía que habías llegado al óptimo diseño cuando ya no puedes quitar nada más. No decoración, sólo función. Esta es la base o la razón del éxito. Es tan puro como lo era hace 50 años, y por otro lado es tan puro que no envejece. Esta idea la aplicamos en los relojes.

La figura circular de la caja del 1919 Globetimer se inspira en la estética funcional del Porsche 911.

Porsche Design Timepieces ha creados 2 calibres propios como marca independiente en este corto periodo. Debe ser una gran esfuerzo y una gran inversión. Pero si no tienen un gran volumen de producción, ¿por qué no mantener movimientos ETA o Valjoux que ya han usado? ¿Merece la pena el esfuerzo y el gasto?

Por un lado, se trata de hacer las cosas seriamente y eso significa que queremos un producto que cumpla con lo que llamamos “Porsche Requirement”. Esto quiere decir que como el 911 o cualquiera de los demás coches, lo puedes tomar una mañana para ir a un pequeño viaje de compras de 2 kilómetros y que aguanten si hay tráfico, pero que también puedas llevarlo a Alemania por la noche y manejar 300 km. Con un ligero mantenimiento, puede rendir por décadas. Esto es lo que llamamos “Calidad Porsche” y es nuestra estrategia el pasar esta manera práctica de uso a los relojes. Queríamos tener nuestras propias características y requerimientos para transferirlo a los movimientos. Todos estos están certificados por COSC, más arriba de la regulación estándar suiza porque no queremos causarle problemas a nuestro cliente a largo plazo. Los requerimientos que teníamos no existían en el mercado, así que tuvimos que hacerlo por nuestra cuenta. Cuando tienen el coche, pueden usarlo por 34 años sin ningún problema y tratamos de traducir esta idea a los relojes, especialmente con el nuevo 1919 Globetimer UTC. Además, a esto hay que unir el mercado. Casi todos los clientes de todo el mundo sólo consideran una marca de relojes como seria si tienen movimientos históricos o propios. Así que también hacemos esto para satisfacer nuestros requerimientos, mejorar la expectativa de nuestros clientes y, por supuesto, cumplir con sus expectativas de credibilidad.

A veces parece una idea romántica que los clientes definitivamente encuentran valor agregado en el mecanismo. Pero no todo es mero diseño o estética, necesitas funcionalidad en el fondo.

Exacto, es diseño y función en el mismo nivel, por eso que nos enfocamos mucho y ponemos la mirada en la funcionalidad.

Y siendo alemanes, ¿por qué escogieron la etiqueta “Swiss Made” y no el sello alemán de la gran herencia relojera de Glashütte?

Es una buena pregunta. Las marcas producidas en Alemania están muy bien establecidas y son reconocidas, pero son pocas. La mayoría de los proveedores con los que puedes desarrollar en conjunto están basados en Suiza. Cuando se trata de movimientos, esferas, piezas, manecillas, casi todo está en el Vallée de Joux. En esta área se concentra el 95% de todos los proveedores mundiales con quienes trabajar, por eso estamos ahí. También es un sello de calidad y cuando sales de Europa, si dice Swiss Made en la esfera, se considera que es un reloj de calidad solo por esa etiqueta.

Pensaba que elegían Suiza por la herencia ya desarrollada con las marcas que colaboraron anteriormente.

En 1972 Porsche Design Timepieces fue el primero en tomar un ETA, que en esos días era el Valjoux 7750, uno de los primeros movimientos personalizados. Fue un calibre completamente nuevo en aquel año. El señor Porsche fue el primero en buscar calibres mecánicos. Sabes que en esos años todo cambió porque muchos se fueron hacia el cuarzo. Así que había 3 movimientos, Valjoux, TAG Heuer y el Primero de Zenith. Estos tres movimientos mecánicos eran los que existían en el mercado, pero todos se movieron hacia el cuarzo. Se estaban enfrentando a algunos retos, pero el señor Porsche, siempre inspirado por los coches, pensó que el motor es algo muy mecánico por lo que no eligió poner algo electrónico a sus relojes y buscó la manera de crear el 7750.

Chronotimer GP Ice Race Special Edition, una pieza que conmemora las competencias en la pista de hielo de Zell am See, Austria.

Las piezas son deportivas con estilo racing avant-garde. ¿Veremos próximamente algún diver, pilot, u otro estilo?

Por el momento estamos en un nicho de mercado en el que nos gustaría mantenernos. De nuevo. La idea viene de los coches deportivos. El mercado total de los coches es más de 60 millones de piezas al año y Porsche vende un poco más de 30 mil coches deportivos. Son los mejores y es muy redituable, así que no estamos buscando volumen, es un nicho muy dedicado. Decidimos tener un nicho en el que los relojes fueran reconocibles y que siguieran las ideas del fundador. Además pensamos en la sustancia del producto, que pueda satisfacer las necesidades de estos hombres apasionados del mundo automotriz. Este nicho por lo pronto está despegando. Si nos metemos a hacer un reloj de piloto, ¿dónde está nuestra credibilidad para hacerlo?, ¿de dónde podemos traer la tecnología y resolver problema? Tendríamos que tener mucho marketing y al final no sería algo serio. Cuando se trata de relojes relacionados con los coches, todos dicen que sí. Nos mantendremos aquí.

1919 Globetimer en caja de oro aloja un calibre automático Caliber Werk 04.110 hecho por Porsche Design.

La gran novedad del año es el Globetimer UTC

Después de lanzar el Flyback con nuestro primer movimiento Werk 01.200, el Globetimer UTC es un reloj muy especial con el segundo calibre propio, Werk 04.110. Regresamos al señor Porsche, quien en 1995 hizo un reloj de viaje con alarma que indicaba las 24 horas y podías ajustar las zonas horarias de acuerdo a tu hora local, aunque era un poco complejo su utilización. Le siguió el Worldtimer, una gran pieza que no resolvió todos estos problemas que tenías al viajar. Y siguiendo el principio de mejorar las cosas, ahora con este Globetimer UTC ajustas el tiempo local con pulsadores sin perder precisión. Sin perder un segundo, ni tener que operar la corona, la fecha sigue y puede ir hacia adelante o hacia atrás. Está certificado por COSC. Un módulo así no existía.

¿Tienen un versión de oro?

Todos nuestros relojes están hechos con titanio, pero hicimos solo uno en oro. Lo hicimos con el Worldtimer hace 50 años. Hay una pequeña y fiel comunidad de fans de Porsche Design que les gusta tener relojes de oro, por eso hicimos esta versión en oro.

¿El primer calibre fue el Werk 01.200 del Monobloc Actuator?

Empezamos a lanzar cajas que llamamos “relojes dinámicos a prueba de agua”. Significa que puedes activar la función aún en el agua, que por supuesto con un GMT no es muy útil desde la idea base y ves a muchos buzos que cruzan la línea de la fecha; pero cuando estás en la casa en la regadera y se te olvido quitarte el reloj o le das un golpe o algo así, podría entrarle agua, así esto significa que tienen un sello a prueba de agua. Todos nuestros relojes resisten a 10 ATM. Para la función de este crono flyback tomamos el principio que usa un motor con los cilindros completamente sellados por dentro. Dentro hay aire y combustible y fuera hay aceite, pero el cilindro está completamente sellado por un sistema de válvulas que sella el motor para toda su vida. Los cronógrafos con esta caja usan el mismo sistema. Y no tenemos que pensar en si podía ser una corona o no, o un pulsador. Está integrado en la caja.

Chronograph 911 Speedster tiene como carrocería una caja de 42 mm en titanio.

¿Cuál es la pieza mejor vendida en la colección a nivel mundial?

Al Flyback Chrono le va muy bien. Y, como sabes, lanzamos el año pasado algunos productos relacionados a los coches deportivos exclusivamente y que se obtienen solo con ellos. Una pieza va con el Porsche 911 GT3 RS, así que tiene el color, el material, la tecnología y el diseño del volante, o el propio rotor, son una pareja perfecta. Te diría que el 40% de los clientes de Porsche también se inclinan hacia los relojes, así que después de gastar más de 250 mil dólares por el coche, gastan de 13 a 15 mil por el reloj.

¿Cómo ve la industria con el cambio de SIHH y Basel en la agenda el próximo año?

En general, soy muy positivas. Las cifras de exportaciones de SIHH están creciendo de nuevo y los mercados están muy estables. Hong Kong sí esta enfrentando una situación, pero siempre ha habido retos y éste no será el último. Si te fijas en la clientela, está creciendo. De hecho, gracias a lo que consideramos electrónico y a los smartwatches, porque atrae a los jóvenes a usar relojes de nuevo. Después de usar un reloj inteligente en la muñeca y acostumbrarse a úsalo, tienden a comprar un verdadero guardatiempos después. Vemos las cifras y el mercado se está abriendo hacia los nuevos y jóvenes clientes, esto nos pone contentos.

¿Van a venir al SIAR este año?

Sí, es muy probable que estemos ahí. La razón por la que nos reunimos con Porsche junto con Alex Kull (distribuidor de Porsche Design Timepieces en México) es porque lanzaremos el UTC en el SIAR. México es un buen mercado y es importante para nosotros, seguimos trabajando. Se está desarrollando y lo puedes sentir.

No Comments Yet

Comments are closed