fbpx

Vacheron Constantin rinde culto al viaje en la exposición Elegance in Motion

La fascinanción del viaje es el tema que da cohesión a la última exposición temporal de Vacheron Constantin. Elegance in Motion revela los desarrollos estéticos y técnicos más sorprendentes a través de 57 relojes de la colección privada de la firma ginebrina centenaria. Estos guardatiempos son el testimonio de la constante preocupación de la casa de la cruz de Malta por crear instrumentos de medición del tiempo que responde a las necesidades de los viajeros más demandantes.

Vacheron-Constantin-post6

La muestra se podrá ver hasta el 29 de abril en el primer piso del histórico edificio de Vacheron Constantin en Quai de l’Ile, en Ginebra. Los relojes listos para la contemplación se han elegido entre más de 1,300 objetos de la colección privada del museo de la firma relojera. El común denominador es su capacidad para garantizar una lectura confiable del tiempo a pesar de las restricciones impuestas por los viajes. La visita se abre simbólicamente con un cofre y cronómetro marino de Fraçois Constantin de 1840 que simboliza los instrumentos de navegación y es un recordatorio de que este espíritu de los viajes está anclado profundamente en el corazón mismo de la filosofía de la empresa.

Vacheron-Constantin-post5

Un reloj despertador de ”cartera”, relojes “bolso”, de persiana y ligeros: fieles compañeros de viaje, los relojes eran capaces de dar la hora así como de proteger la esfera de los inevitables golpes quesufrían en los desplazamientos.

11289adet

Durante el siglo XX, las esferas y los mecanismos adaptados a las necesidades del tiempo, ofrecían una multitud de funciones, tales como el doble huso horario y las horas mundiales. Los números e índices horarios eran luminiscentes para garantizar la legibilidad incluso en la oscuridad, como se aprecia en el reloj de bolsillo de 1918 del Cuerpo de Ingenieros de EU.

Vacheron-Constantin-post2

La protección de los mecanismos contra el magnetismo, la humedad y el polvo siempre ha representado un reto importante. En 1885, la Maison creó un primer modelo diseñado para resistir las perturbaciones magnéticas mediante la incorporación de componentes de paladio, oro y bronce. En 1895, se menciona un primer reloj de acero inoxidable herméticamente sellado”. En 1933, Vacheron Constantin desarrolló un reloj de pulsera equipado con un fondo de la caja y bisel atornillado que garantizaba la resistencia al agua y la presión, y que inspiró el  22 y los relojes Overseas.

Los inicios de los llamados relojes  deportivos comenzaron a tomar forma. En respuesta a las necesidades cada vez más específicas, Vacheron Constantin introdujo el reloj Aviador en 1903 que se ataba a la pierna del piloto, así  como los relojes “Driver” de 1939 que para facilitar su lectura al volante fueron llevados en un lado de la muñeca.

Vacheron-Constantin-post3

Los relojes deportivos surgieron realmente a finales del siglo XIX, con el boom del acero y las sucesivas invenciones del acero inoxidable y del acero staybrite® a principios del siglo XX. Varios modelos icónicos que ofrecen biseles dentados y brazaletes de metal ilustraneste progreso constante de los años 30 a los años 70, como el Chronomètre Royal presentado en 1975 y el modelo 222 lanzado en 1977 para conmemorar el 222º aniversario de la casa.

Vacheron-Constantin-post4
Reloj que conmemoró el 222º aniversario de la firma ginebrina.

La exposición concluye con Overseas, un modelo que se ha convertido en un referente y del cual Vacheron Constantin presenta en 2016 nuevas versiones, con un repertorio de nuevos calibres y un diseño que irradia una elegancia casual, totalmente en sintonía con el espíritu viajero del siglo XXI.

l_4300v-120g-b102-rv-tr-2

 

 

No Comments Yet

Comments are closed