fbpx

Zenith Defy Zero G, el reloj que desafía a Newton

Imaginemos a Sir Isaac Newton demostrando por enésima vez la veracidad de su ley gravitatoria a través del sencillo ejercicio de dejar caer una manzana al suelo. Ahora, pensemos lo que pasaría si un día, de la nada, la manzana se quedara flotando en el aire. Seguro que el propio Newton tendría que recoger su mandíbula del piso.

Pues bien, Zenith ha realizado lo más parecido a ello con la presentación del nuevo Defy Zero G, reloj que desafía los preceptos newtonianos al tiempo que nos deja boquiabiertos con su complejidad mecánica.

Este dominio de la técnica no se dio por generación espontánea, sino que es el resultado de años de desarrollo: recordemos que el primer gran avance de Zenith vino con Defy El Primero 21, cronógrafo con centésimas de segundo, para continuar con la primera generación Defy Lab, los relojes más precisos del mundo gracias a su oscilador revolucionario.

El tercer capítulo de la saga Defy (línea que poco a poco se acerca al modelo insignia de la casa, El Primero) mantiene la búsqueda de la precisión perfecta, por lo que cuenta con un módulo giroscópico patentado llamado “Gravity Control”, el cual cual mantiene el órgano regulador y el volante en posición horizontal para contrarrestar los efectos de la gravedad en el funcionamiento del guardatiempo.

Para afinar aún más la precisión del reloj, es dueño del calibre El Primero 8812S de cuerda manual, que se regula automáticamente gracias a la tecnología Zenith. Como resultado, garantiza una reserva de marcha de 50 horas, cuyo indicador se ha colocado a las 2 h.

Ok, ok, puede que seas de aquellos que no les baste con la parte nerd mecánica, sino alguien que se fija más en el estilo. Pues calma, porque este reloj también resulta atractivo visualmente: la esfera es parcialmente esqueletada, mientras un anillo es colocado en la parte superior, detalle que resalta a la perfección en las dos versiones (oro rosa y titanio), el cual provoca un efecto tridimensional. También es dueño de un brazalete en el material elegido o una correa azul bastante atractiva.

Una vez demostrado que puede complacer a cualquier tipo de amante relojero, no cabe duda: estamos ante el nacimiento de una nueva dinastía llamada Defy. Zenith en su punto.

No Comments Yet

Comments are closed