Zenith lanza tres ediciones Defy Zero G muy mexicanas

La relojería hace milagros. Zenith ya presentó este año su espectacular módulo giroscópico en su Defy, la última pieza de vanguardia de su manufactura. Y ahora ha lanzado en el SIAR, con ferviente creatividad, una de las primeras piezas exclusivas destinadas a México en edición limitada. Materiales nobles para un grabado artesanal de la figura religiosa mexicana más admirada.

Defy Zero G eleva a la Virgen de Guadalupe más allá de los altares y de la gravedad. La edición Virgo Engraved presenta la figura de La Guadalupana grabada en el brazalete y en el fondo de la caja. Como ofrenda para hacer aún más especial este modelo, se presenta en un estuche inspirado por la arquitectura y materiales de la Basílica de Guadalupe. Hay tres versiones disponibles: titanio, oro amarillo y oro rosa, que mantienen la identidad Defy con la carátula esqueletada y otros detalles mexicanos como los colores verde, rojo y blanco en agujas e índices.

El milagro de la precisión es incuestionable. No olviden que esta pieza late a 36,ooo alternancias por hora. Y el nuevo calibre ha reajustado el módulo de Gravity Control ubicado  las 6 horas para reducir su volumen un 30%. La función del sistema es mantener el  órgano regulador en posición horizontal en todo momento para evitar el efecto negativo de la gravedad. El calibre 8812 S cuenta con la pequeña esfera de horas y minutos a las 12 horas, así como el pequeño segundero descentrado a las 9 h. Presenta un indicador de reserva de marcha  las  2 h. Tiempo inmaculado como la misma virgen. Pero la propuesta de Zenith también apunta a la misma polarización de las creencias religiosas que conviven en México en el sincretismo de sus tradiciones.

La histórica manufactura de Le Locle toma el Día de Muertos como credo para el Skull Engraved. El universo de la calaveras sí ha sido más recurrente en la producción de la alta relojería. El símbolo de la unión entre la vida y la muerte grabado en el brazalete y también en el fondo. El grabado, en esta ocasión, toma detalles del arte del papel picado. Habilidades manuales que dialogan con habilidades relojeras artesanales.

Y, finalmente, el tercio de estas piezas exclusivas lo cierra la bandera negra de la muerte en los mares. Pirates Engraved reproduce el lenguaje de los corsarios. El cráneo, con su parche en el ojo, atravesado por dos espadas. Toda la pieza va adornada con motivos semejantes a las olas del mar. También en el fondo cerrado aparece el símbolo pirata sobre un eje con los puntos cardinales.

La primera aparición giroscópica de la Virgen del Tepeyac tendrá lugar en el Salón Internacional Alta Relojería (SIAR). Las tres piezas se presentarán por primera vez al público. Cada guardatiempo cuenta con tres versiones:  titanio, oro rosa y oro amarillo. La relojería busca en el fondo de nuestras emociones estímulos renovados cada día. Zenith está dando pasos al frente con estrategias enfocadas al diálogo con el mercado actual. Y sabe que en México puede sostener la fe y cualquier otra virtud teológica. —Leslie López

No Comments Yet

Comments are closed